Nota de EU89.7
Asteroide iluminará el cielo al cruzar cerca de la Tierra

El asteroide Apophis fue descubierto en junio de 2004 con una probabilidad del 2.7 por ciento de impactar la Tierra.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) anunció un evento “increíble para la ciencia’ al cruzar un asteroide cerca de la Tierra, que se verá como un punto de luz muy brillante.

El asteroide denominado 99942 Apophis, de 340 metros de ancho, viajará sin peligro para el planeta a una distancia de 31 mil kilómetros de la superficie, casi la distancia a la que orbitan algunas naves espaciales.

Le puede interesar► Impresionantes imágenes de los primeros 60 años de exploración espacial de la NASA

Se prevé que el asteroide cruce el cielo el 13 de abril de 2029, y aunque la fecha está lejos aún, los expertos de la NASA ya preparan los planes de su observación y las oportunidades científicas que representará como misiones hipotéticas.

“Observaremos el asteroide con telescopios ópticos y de radar. Con las observaciones de radar, podríamos ver detalles de la superficie que solo tienen unos pocos metros de tamaño”, señaló la científica del Laboratorio de Propulsión a Chorro, Marina Brozovic.

Visible durante la noche

Los científicos prevén que el asteroide sea visible en el cielo nocturno sobre el hemisferio sur de la Tierra, desde la costa este a la costa oeste de Australia.

“Apophis es un representante de aproximadamente dos mil asteroides potencialmente peligrosos. Al observar a Apophis durante su sobrevuelo en 2029, obtendremos un importante conocimiento científico que algún día podría usarse para la defensa planetaria”, dijo Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra.

Después cruzará el Océano Índico y luego el Ecuador por encima de África. Al final estará sobre el Océano Atlántico, informó la NASA.

Lectura sugerida ► NASA revela una verdadera amenaza latente en la Tierra

El Apophis fue descubierto en junio de 2004 con una probabilidad del 2.7 por ciento de impactar la Tierra, aunque observaciones más detalladas descartaron la colisión.