Nota de EU89.7
Acusan a médico de envenenar a más de 20 pacientes

Las autoridades suponen que alteraba los kits de anestesia para después “salvar” a los pacientes y mostrar sus “talentos” de médico.

El médico francés Frédéric Péchicer es acusado de haber envenado a más de 20 personas, de las cuales, 9 fallecieron.

Los fiscales aseguran que el anestesista de 47 años manipuló las bolsas de anestesia de sus colegas para crear una emergencia y así mostrar sus talentos.

El francés niega las acusaciones pero si es encontrado culpable, se arriesga a una condena de por vida.

Las últimas acusaciones se suman a otros siete casos de envenenamiento por los que el médico ya había sido investigado en 2017.

Getty Images

Su abogado defensor

El abogado de Péchicer, Jean-Yves Le Borgne, dijo a la agencia de noticias AFP que aún no se han probado la acusaciones realizadas por los fiscales.

“Existe la posibilidad de que el doctor Pechier haya cometido esas intoxicaciones pero esta hipótesis no es más que una hipótesis”, dijo Borgne. “Hay que subrayar la presunción de inocencia”.

En mayo de 2017, un juez de instrucción de la ciudad de Besançon, en el este de Francia, comenzó una investigación en contra del médico por los primeros siete casos de envenenamiento. Aunque en aquella ocasión, Péchicer fue dejado en libertad.

Ahora el hombre fue interrogado sobre 66 casos de paros cardíacos durante operaciones en pacientes que se consideraban de bajo riesgo. Las últimas acusaciones son justamente de estos casos, que involucran a pacientes de entre 4 y 80 años.

El fiscal Etienne Manteaux afirmó a los medios locales que Péchier había sido “protagonista” en cada uno de estos sucesos. Según reveló Manteaux, cuando los casos ocurrieron a menudo se encontró al médico “cerca del quirófano“, realizando diagnósticos rápidos sobre qué medidas tomar.

Getty Images

Péchier ha negado las imputaciones y sus abogados han acusado a la policía de alterar las declaraciones.

“Sea cual sea el resultado de todo esto, mi carrera ha terminado”, dijo el anestesista en una conferencia de prensa.

“No se puede confiar en un médico que, en un momento dado, ha sido calificado de envenenador. Mi familia está destrozada y temo por mis hijos”, agregó.

Fuente: AFP

También le puede interesar: ►Pastores evangélicos obligaban a sus seguidores a vender sus casas