Nota de EU89.7
El gusto por el café y el alcohol es hereditario

La Universidad de Northwestern ha conducido una investigación que revela que la preferencia por las bebidas alcohólicas o con contenido de cafeína está ligada a la genética.

La Universidad de Northwestern condujo una investigación que revela que la preferencia por las bebidas alcohólicas o con contenido de cafeína es genética

Podemos, de cierto modo, culpar a nuestros padres si somos ese tipo de persona que necesita una taza de café por la mañana. De igual forma, si no podemos pensar en un fin de semana sin un coctel.

Resultado de imagen para morning coffee

Una investigación liderada por Marilyn Cornelis en la Universidad de Northwestern indica que la preferencia por estas bebidas es hereditaria.

El café y los licores contienen componentes psicoactivos que hacen sentir bien a quienes los consumen.

El estudio encontró que existen variantes de un gen vinculado a la obesidad y que es inhibidor de la sensación de saciedad. Las personas que presentan este tipo de  variantes se inclinan más por las bebidas endulzadas, pero tienen menos riesgos de sufrir obesidad, demostrando además que tener este gen no implica sufrir sobrepeso.

El artículo titulado “La influencia genética de las preferencias alimentarias” explica ampliamente como factores ambientales y genéticos influyen en la preferencia de sabores en los individuos.