Nota de EU89.7
¡No es intuición es el olfato de las mujeres!

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Florida demostró que las mujeres reaccionan a la amenaza de sus “rivales” femeninas fértiles por medio del sentido del olfato, pues es una habilidad que el sexo femenino ha desarrollado con el fin de proteger a su pareja.Esto está relacionado con el aumento en los niveles de …

Continuar leyendo “¡No es intuición es el olfato de las mujeres!”

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Florida demostró que las mujeres reaccionan a la amenaza de sus “rivales” femeninas fértiles por medio del sentido del olfato, pues es una habilidad que el sexo femenino ha desarrollado con el fin de proteger a su pareja.Esto está relacionado con el aumento en los niveles de testosterona.

Pero esto también no sirve para saber qué personas le resultan atractivas a nuestra pareja, pues es como una señal de alarma para detectar la infidelidad masculina.

Se hizo un experimento, 25 mujeres dolieron prendas usadas por 4 chicas en sus días fértiles y no fértiles, y el resultado arrojó que aquellas que olieron las camisetas usadas por el grupo de chicas fértiles, tuvieron un aumento en sus niveles de testosterona, a diferencia del otro grupo, que presentó una disminución de esta hormona.

Una razón más por el cual las mujeres pocas veces se equivocan al decir que tus “amiguitas” no le caen bien.

El Monell Center de Philadelphia realizaron otras investigaciones que revelan que es muy complicado que las mujeres no nos demos cuenta del verdadero olor de un hombre, pues nuestro olfato puede detectar el aroma real aunque él se aplique cantidades descomunales de desodorante o loción. Para esta conclusión, los expertos reunieron a varios hombres y mujeres que tenían que identificar la intensidad de diferentes olores de axila, agregando 32 fragancias para comprobar su habilidad en el momento de bloquear dichos olores ante el olfato humano.

 

Los resultados demuestran que sólo dos perfumes fueron capaces de camuflar algún otro aroma y “engañar” a las mujeres; en el caso de los hombres, fueron 19 perfumes los que lograron los mismo. Concluyendo que el olor del cuerpo de los hombres es mucho más fácil de identificar.