Nota de EU89.7
El Gobierno salvadoreño pide a Congreso 30 millones para combatir a pandillas Foto con fines ilustrativos
El Gobierno salvadoreño pide al Congreso 30 millones para combatir a pandillas

El Salvador es asediado por las pandillas, estructuras que poseen unos 60.000 miembros activos

El Gobierno de El Salvador solicitó más de 30 millones de dólares al Congreso para financiar los planes de seguridad que buscan cortar las fuentes de ingresos de las pandillas, provenientes principalmente de las extorsiones.


Foto con fines ilustrativos


El ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, presentó la solicitud de reasignación de fondos a la Comisión de Hacienda del Congreso del dinero recaudado mediante un impuesto a las telecomunicaciones.

Detalló que el dinero servirá para aumentar el monto que recibe para su alimentación cada agente de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, que participa en un plan de “control territorial” lanzado el pasado 20 de junio.

Los recursos también serán utilizados para “aumentar y mejorar infraestructura policial en todo el país” y apoyar a los cuerpos de seguridad.

“Las urgencias en materia de seguridad siempre son prioridades de este país, creo que es importante que en consenso logremos apoyar las labores de seguridad que tanto necesitamos”, dijo Fuentes al presentar la solicitud.

Le puede interesar: Atribuyen a pandilla MS13 mayoría de muertes registradas El Salvador en 2019

 

La primera fase del plan de recuperación de territorios busca, según las autoridades de Seguridad, cortar los ingresos de las pandillas en las zonas urbanas de 16 municipios, incluido San Salvador, con el despliegue de 5.000 elementos de la Policía y Ejército.

A este plan se suma la declaración de “estado de emergencia” en las prisiones, con lo que los se prohíben las visitas de los familiares de los presidiarios y los traslados a los tribunales para audiencias.

Foto con fines ilustrativos

Diversos sectores ha criticado estás medidas de seguridad, dado que no representan un cambio radical respecto a la política contra las pandillas implementada durante el Gobierno anterior.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18, estructuras que poseen unos 60.000 miembros activos y se enfrentan constantemente con los cuerpos de seguridad.

Las “maras” controlan diferentes territorios en El Salvador en los que extorsionan a comerciantes, dueños del transporte público y ciudadanos bajo amenazas de muerte.

En estos lugares frecuentemente se registran asesinatos de personas que se movilizan entre las diversas zonas controladas por pandillas rivales.

Con información de la agencia de noticias: EFE

 

Foto con fines ilustrativos