Nota de EU89.7
Inicia traslado de cuerpos de padre e hija salvadoreños ahogados en río Bravo
Inicia traslado de cuerpos de padre e hija salvadoreños ahogados en río Bravo

La trágica muerte de padre e hija ha acaparado la atención de medios de comunicación de todo el mundo

Las autoridades mexicanas iniciaron el traslado de los cuerpos de los  Óscar Martínez y su hija Valeria, ahogados el pasado domingo en el río Bravo tras un vano intento de cruzar a Estados Unidos.


Tal y como constató Efe, los cadáveres salieron de la funeraria ubicada en el municipio de Matamoros, en el nororiental estado de Tamaulipas, rumbo a la ciudad de Monterrey, en el estado de Nuevo León, donde se procederá a su repatriación.

El automóvil es escoltado por una patrulla de la Policía Federal durante el trayecto de 3 horas y media que separa a ambas ciudades.

Le puede interesar: Migrante salvadoreño que murió con su pequeña hija en río Bravo huían de la pobreza, esta es la historia 

 

En los últimos días, la trágica muerte de padre e hija ha acaparado la atención de medios de comunicación de todo el mundo a partir de una fotografía que refleja la desesperación de los migrantes centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos.

La estremecedora instantánea muestra los cuerpos de Óscar Martínez y su hija Valeria yaciendo boca abajo a la orilla del río del lado mexicano.

La mitad superior del cuerpo de la pequeña está metida entre la camiseta y el torso del padre, lo que sugiere que el hombre trataba de protegerla de alguna forma en los últimos momentos de ambos.

En Matamoros, el mexicano Federico Peláez, quien conocía al fallecido, contó este jueves a Efe que Óscar Martínez se desesperó porque no calificó para que le dieran un número (en la garita fronteriza) y se le hizo fácil cruzar, se puso a la niña en la espalda y se los llevó la corriente”.

Desde entonces, dice, no se han visto intentos de volver a cruzar el río.

En el último mes, la crisis migratoria que se vive en las dos fronteras mexicanas se ha agudizado luego de que Estados Unidos diese a México un ultimátum para acabar con el flujo migratorio.

Una amenaza de imponer aranceles a los productos mexicanos bastó para que México aceptase las condiciones de Estados Unidos.

El Gobierno del presiente de México, Andrés Manuel López Obrador, está aplicando un plan migratorio que pasa por endurecer la vigilancia fronteriza.

Esta misma semana se anunció el despliegue de más de 15.000 agentes de seguridad mexicanos -entre militares y miembros de la nueva Guardia Nacional- en la frontera norte, y a estos se les suman al menos seis mil más en la región sur, fronteriza con Guatemala. 

Con información de la agencia de noticias: EFE