Nota de EU89.7
Alemania se incendia; marca 40.5 grados y registra su máxima histórica por el calor

Se han adoptado medidas especiales en hospitales y geriátricos para evitar la exposición al calor de las personas más vulnerables.

Berlín – Alemania ha batido en esta ola de calor su temperatura máxima histórica con los 40,5 grados centígrados registrados este miércoles en Geilenkirchen (oeste), ha confirmado este jueves el Servicio Meteorológico Alemán (DWD).

Los expertos de la institución pública han advertido además de que este récord podría volver a superarse en las próximas horas, cuando la actual ola de calor que afecta a Europa occidental alcance su cenit en Alemania.

La región más afectada por las altas temperaturas comprende los estados federados del Sarre, Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, donde el DWD da por hecho que este jueves se volverán a superar los 40 grados.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Francia vive una ola de calor extremo con temperaturas récord

Bate récord por el calor

La máxima histórica del miércoles es dos décimas superior al récord previo, los 40,3 grados centígrados registrados en Kitzingen (sur) en 2015, el registro más elevado desde que empezaron las mediciones sistemáticas por parte del DWD a principios del siglo pasado.

Tras la marca de Geilenkirchen se situaron las de Saarbrücken, donde se midieron 40,2 grados, Bad Neuenahr-Ahrweiler (39,9º) y Tönisvorst y Weilerswist (39,7º).

Pese a la ola de calor, los expertos no prevén que el verano tenga unos efectos medioambientales y económicos tan notables como los registrados en 2018. El año pasado, a las elevadas temperaturas se sumó una fuerte sequía, lo que afectó al campo y al tráfico fluvial, y provocó varios incendios forestales, un fenómeno infrecuente en el país.

Temperaturas inusuales

En este 2019 se alcanzaron ya temperaturas inusualmente altas entre abril y junio, pero estuvieron alternadas con copiosas precipitaciones y tormentas en buena parte del país.

Durante la actual ola de calor se han adoptado medidas especiales en hospitales y geriátricos para evitar la exposición al calor de las personas más vulnerables. Además, equipos de la policía y los bomberos están regando los parques de distintas ciudades.

Las televisiones públicas y privadas, como el resto de los medios de comunicación, dedican parte de sus informativos a “aconsejar” a los ciudadanos sobre cómo soportar los efectos de la situación.

Con información de agencia EFE