Nota de EU89.7
“Mi corazón está roto”, dice Kendall Jenner por suplicas de niña tras redadas en Misisipi

El nombre de la niña es Magdalena Gómez Gregorio, de 11 años, quien suplicó entre lágrimas la liberación de su padre

La modelo estadounidense Kendall Jenner reaccionó al video de una niña que suplica entre lágrimas que liberen a su padre tras la pasada redada en Misisipi, Estados Unidos (EEUU).

El fin de semana pasado agentes de migración de EEUU arrestaron a cerca de 680 inmigrantes en siete plantas procesadoras de alimentos en el referido estado.

La empresaria y personalidad de televisión compartió cuatro historias en Instagram con el video de la pequeña con el siguiente mensaje: “Mi corazón está roto. Estos no está bien”.

La niña

El nombre de la niña es Magdalena Gómez Gregorio, de 11 años, quien suplicó entre lágrimas la liberación de su padre en una entrevista con una cadena de televisión.

“Gobierno, por favor, muestra algo de corazón, deja que mi padre sea libre con todos los demás, por favor”, pidió la niña entre sollozos.

“Necesito a mi papá. Mi papá no hizo nada, no es un criminal”, decía Magdalena junto a un gimnasio comunitario en Forest, donde fueron trasladados varios niños cuyos padres habían sido detenidos.

Le pude interesar ► Kim Kardashian y Kendall Jenner se lucen una vez mas con fotografías en Instagram

“Estas personas hispanas no están haciendo nada malo. No están robando nada”, continuó la menor.

El padre de Gómez Gregorio era uno de los cientos de inmigrantes indocumentados, principalmente de origen latino, detenidos por los agentes durante la mayor redada de inmigración a nivel de un estado en la historia de EEUU y una de las mayores de la última década a nivel nacional.

“Estoy llorando por mi papá. Muchos niños están llorando y sus esposas… Sus maridos están fuera porque el ICE los agarró. No puedo hacer nada, pero por favor abran las puertas para los padres. Están atrapados en la cárcel”, rogó la niña.

Magdalena explicó que su padre” le compraba todo” para que ella pudiera vivir en EE.UU. y ahora ni siquiera sabe dónde va a comer.