Nota de EU89.7
“Y conste, después del 14 yo no me voy huyendo de Guatemala”, asegura Morales

El gobernante anunció que le quedan 68 días en el cargo

Este jueves el presidente Jimmy Morales dio a conocer que le quedan 68 días para continuar en la Presidencia de la República.

Durante una gira realizada en Santa Rosa, el gobernante agradeció la colaboración de los alcaldes en diversos proyectos que, según él, se han ejecutado. “Si no fuera por ustedes tampoco hubiéramos logrado hacerlo”, comentó.

Añadió: “No es logro de un hombre y eso es lo importante, un país cuando trabaja unido se puede hacer grandes cosas”.

VIDEO. Jimmy Morales supervisa carretera con su auto, pero sin el cinturón puesto

No se irá del país

Durante su discurso, Morales aseguró que al concluir su mandato continuará en el país para poder “seguir sirviendo”.

“Juntos avanzamos, es el lema de nuestro gobierno. Queremos agradecerles a todos ustedes que nos han permitido trabajar más de mil trescientos cincuenta días, nos quedan solamente 68 días, incluido hoy, para poder seguir sirviendo desde la Presidencia”, destacó.

Añadió: “Y conste, después del 14 (de enero) yo no me voy huyendo de Guatemala, me quedo en Guatemala para seguir sirviendo a mi Guatemala como todos los guatemaltecos tenemos el deber de hacerlo”.

Jimmy Morales: “Yo les juro, por lo más sagrado, no he robado un centavo”

“No he robado”

Después de este discurso el gobernante se trasladó al Hospital de Cuilapa donde llevó a cabo un recorrido para establecer que el centro asistencial contaba con abastecimiento de medicamentos, entre otros servicios.

Al concluir la visita habló con salubristas y personal médico donde tocó el tema de la dignificación salarial y el aumento que recientemente les fue otorgado, el cual catalogó que no fue fácil hacerlo.

“Toda la gente piensa que hay mucho dinero, y en realidad en Guatemala somos un poquito duritos para pagar nuestros impuestos, desde el más grande empresario, hasta el más pequeño empresario”, les dijo.

Resaltó: “Y todo mundo dice: ‘para qué voy a pagar impuestos si de todas maneras se los roban’. Miren, yo les juro, por lo más sagrado, bendito sea Dios soy un hombre honrado, yo no me ha robado un centavo.