Nota de EU89.7

¿Comer alimentos orgánicos reduce los riesgos de cáncer?

Esto es lo que comenta un estudio.

Un estudio publicado esta semana mostró que los mayores consumidores de alimentos orgánicos en Francia desarrollaban menos cáncer que aquellos que nunca los comieron. Sin embargo, es imposible probar qué alimento reduce el riesgo de esta enfermedad.

Para ello, los investigadores deben hacer seguimiento a un gran número de personas durante un tiempo y observar cuáles de ellas desarrollan cáncer, con la esperanza de documentar a posterior un comportamiento específico de las que enfermen.

Muchos estudios

Miles de estudios sobre la dieta y diversas enfermedades se han llevado a cabo durante décadas.

Incluso los más grandes a veces son cuestionados, como el famoso trabajo que mostró en 2013 los efectos beneficiosos de la dieta mediterránea contra las enfermedades cardíacas y que este año fue retirado de una prestigiosa revista médica debido a problemas metodológicos.

En cuanto a los alimentos orgánicos, solo un gran estudio había evaluado previamente su efecto sobre el cáncer, el Million Women Study, con 600 mil mujeres británicas, en 2014.

Este no encontró diferencias entre los consumidores y los no consumidores de orgánico en cuanto al riesgo general de cáncer, pero vio un riesgo reducido para un cáncer en particular: el linfoma no Hodgkin.

Productos orgánicos

El nuevo estudio francés, en el que participaron entre otros la Universidad de la Sorbona, el Instituto Nacional de Investigación Agrónoma y el Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica, es más detallado, aunque tiene menos participantes, unos 69.000, en su mayoría mujeres.

Sus resultados fueron publicados el lunes en la revista estadounidense Jama.

La hipótesis es que los consumidores de productos orgánicos ingieren menos pesticidas sintéticos en frutas, vegetales y cereales, y por lo tanto reducen su riesgo, en tanto algunos pesticidas son sospechosos de ser cancerígenos.

Como en el caso del consumo de carnes rojas o de cigarrillos, se necesitarán muchos estudios más en la misma dirección para concluir sobre el efecto de la alimentación orgánica.

En conclusión la American Cancer Society continúa abogando por comer frutas y verduras, orgánicas o no.

Fuente: AFP