Nota de EU89.7

Aníbal García: “Si vemos las campañas desde 1985, tendríamos un cementerio de partidos”

Hay que admitir que hay reglas de financiamiento electoral que antes no habían…

This slideshow requires JavaScript.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) llevó a cabo esta semana una jornada de talleres para representantes de partidos políticos para capacitarlos en el uso del nuevo instructivo de fiscalización de las finanzas que impulsan para el proceso eleccionario del 2019.

La actividad se llevó a cabo en el marco de la implementación de las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, establecida en el Decreto 26-2016.

Durante cuatro días participaron representantes de los 26 partidos vigentes, quienes discutieron acerca de:

  • El proceso electoral

  • El control y fiscalización

  • El financiamiento público y privado

  • La rendición de cuentas y sanciones

  • Cómo se manejará el asunto relacionado con los medios de comunicación y propaganda electoral.

Para platicar sobre este asunto, que cambia la forma como se desarrollara el proceso de elecciones generales del próximo año, el programa A Primera Hora, invitó a Aníbal García, coordinador político del partido Libre.

Él está de acuerdo en que el procedimiento podría sanear la forma de hacer política en el país, pero también deja en evidencia algunas dudas al respecto…

¿Ve alguna dificultad respecto de los nuevos mecanismos de control que promueve el TSE?

No. Lo que está claro, es que lo que no se puede permitir es que el evento electoral sea un evento idóneo para que una persona se convierta en rico de la noche a la mañana. Por otro lado, tampoco puede haber democracia en donde existen reglas que permiten que algunas personas tengan millones para hacer campaña y otras no.

En términos generales, es un reto para los partidos y para el TSE. Habría que incluir a los empresarios y a los que aportan para las campañas. Ahora existen temores y dudas, a nadie le cae mal la transparencia en un tema sensible para Guatemala.

Son reglas difíciles, hay nuevos parámetros, como por ejemplo que los secretarios municipales sean responsables de la administración del partido en sus localidades; el hecho de que la Contraloría pueda fiscalizar fondos, también es un logro. Es una rigidez que no teníamos. Esperamos que se cumpla la norma.

En Guatemala están las reglas, pero muchos se saltan la norma. Pocos hemos cumplido con ella.

Inconvenientes de poder estar informados

Hay una preocupación de que probablemente donde se logre controlar el financiamiento político sea a nivel nacional, pero será imposible ver que pasa en los municipios.

Hay grupos de poder local, sectores que están vinculados con actividades ilegales que seguro van a financiar campañas. Ahí está la base de ese reto. Es donde la ciudadanía tiene la palabra para denunciar, y uno le pediría al árbitro, TSE, que funcione, y que la Inspectoría haga una labor de primer lugar.

De los inconvenientes con la apertura de cuentas en los bancos. Eso es algo que se puede superar. Los bancos deben colaborar en el proceso democrático.

Dinero sin pedirlo

Hay que estar claro que hay un molde del funcionamiento de los partidos que no le ha servido a la población, que no ha servido para consolidar la democracia. Ese financiamiento que llega sin pedirlo, ilícito, relacionado con actividades ilícitas, ilegal, no puede seguir siendo el que determine quién gana y quién pierde.

Los partidos tradicionales pueden estar enojados porque se les sigue un proceso de cancelación, pero lo que está claro que lo que se está persiguiendo es la cola de un gato. Si vemos las campañas de 1985 en adelante… tendríamos un cementerio de partidos y una cantidad de dirigentes en la cárcel.

Hay una crisis de democracia, del modelo electoral. La discusión debe ir por el financiamiento público. Cuando fui diputado propuse que nos evitáramos del dinero mafioso, y que ese dinero que ha inclinado la balanza, es el financiamiento público. Ahora, cómo hacer el partido, eso dependerá del liderazgo. Yo aplaudo que existan rigideces para el control de los partidos políticos.

Igualdad en medios

Desde 2009, cuando fui diputado del Congreso, hice un planteamiento de reforma del financiamiento público, del cual estoy convencido de la posibilidad que significa para la democracia para el país y en el tema de medios.

Es indispensable que exista equidad en el acceso a la propaganda y la publicidad, y eso se logrará en 2019. La operativización de esto corresponde al TSE. Uno espera que se cumpla con la repartición equitativa de los tiempos de aire. Eso dependerá de los fiscales de partido.

Veo que hay mucha sensibilidad con el tema en los medios, y mucha resistencia. Tendrán sus motivos. Sin embargo, debe permanecer el interés social. Hay medios de comunicación decentes. Eso de estar haciendo romerías en el extranjero para lograr un espacio, es un ridículo democrático.

Respecto del amparo presentado por la Cámara Guatemalteca de Periodismo al artículo 94 de la ley electoral, relativo a la utilización de los medios

Ese artículo ha generado polémica porque uno no entiende cuál es el espíritu que primó para aprobarlo. Evidentemente era la campaña anticipada. Entiendo que el espíritu era que una persona se proclamara candidato antes de la convocatoria con gastos millonarios.

Pero la renovación de la norma está equivocada. El reglamento señala que la persona que está siendo imputada de campaña anticipada tiene derecho a defenderse. Pareciera que es automático que está afuera, y no. Existe la defensa, pero ahora vemos golpes mediáticos.

Reto para quienes aportan

El planteamiento está en una hipótesis primaria. Comparto que pueda existir gente que de buena fe quiera aportar, pero tiene temor a que se vincule su empresa a alguna cuestión ilegal. Debo admitir esa posibilidad.

Lo que viene es un reto también para quienes aportan. El financiamiento anónimo, se presume, está enterrado, porque todo mundo tiene que decir quien le financia, y el que financia tiene que estar listo para estar en el ojo público.

Si queremos tener otro tipo de diputados, de alcaldes, de presidente, eso es complicado. Pero yo llamaría a quienes tienen recursos que se den cuenta que es la única salida que tenemos para sanear los partidos y salvar el sistema político en Guatemala.

Regla nueva

Hay que admitir que hay reglas de financiamiento electoral que antes no habían; esperamos que el árbitro pite en el momento y no cuando termine el juego. El papel del TSE es fundamental.

Para la sociedad y para los candidatos es un reto tener que adaptarse en las nuevas reglas del juego.

Estoy satisfecho de ir a un proceso electoral que nos pone a prueba. La elección del 2019 será un parte aguas. Esperamos que prevalezca la sensatez y la inteligencia para identificar las opciones que se puedan presentar.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼