Nota de EU89.7

Caravana de 1,500 migrantes pasa control policial en Guatemala tras diálogo

Otro grupo de migrantes avanza está noche en Chiquimula.

Una nueva caravana de unos mil 500 migrantes centroamericanos, en su mayoría hondureños, traspasó hoy un control policial luego de dialogar con las autoridades, al oriente de Guatemala.

El puesto de control, instalado en el kilómetro 171 de la carretera hacia el departamento oriental de Chiquimula, estaba integrado por agentes de la Policía Nacional Civil, Ejército y personal de la Conred, con el fin de disuadir a los mil 500 caminantes -que calculó la magistratura de conciencia- para retornar a su país.

Pero los migrantes, que habían pasado la frontera de Agua Caliente, Honduras, consiguieron eludir el retén tras dialogar con las autoridades, según indicó la titular de Comunicación Social de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, Lesvia Salguero.

Los representantes del ombudsman en el puesto de control certificaron que las autoridades respetaran los derechos humanos de los migrantes, aunque éstos “no han recibido asistencia humanitaria por parte del Gobierno”, explicó la Procuraduría.

Los migrantes siguieron la marcha por la ruta con el fin de cruzar el territorio guatemalteco (unos 250 kilómetros a lo ancho) y llegar a la frontera con México, para continuar hacia su destino: Estados Unidos.

Extenuante jornada suma 10 días

Al menos 7 mil personas forman parte de la caravana de migrantes centroamericanos que desde el pasado 13 de octubre avanza rumbo a Estados Unidos, según estimó este lunes Naciones Unidas.

Con información de agencia EFE.