Nota de EU89.7

Conozca al hombre que “ha muerto nueve veces”

El impactante caso clínico ha sorprendido a miles.

La historia de Jamie Poole, un hombre que ha sufrido nueve paros cardiacos en poco tiempo y ha logrado sobrevivir a todos, tiene impactado a sus médicos por “la fuerza de su corazón”.

Su corazón se ha detenido constantemente 

“Soy Jamie, tengo 29 años y he muerto nueve veces”, aseguró el hombre en el inicio de un video.

El joven que ha sorprendido a miles de usuarios en redes sociales tras confesar que la extraña condición cardiaca de la que sufre le ha provocado la muerte hasta en nueve ocasiones.

Tanto impactante es el caso médico que cuatro de los ataques fue en un periodo de tres semanas.

Según los doctores de Poole,  su corazón se detiene con cierta regularidad en una extraña condición, lo que le ha causado varios paros cardiacos a los que ha sobrevivido.

El caso clínico relata que padece miocardiopatía hipertrófica, que es un engrosamiento anormal del músculo del corazón.

Lo que indica que, a pesar de haber sobrevivido varias veces a los paros cardiacos, los doctores le han advertido que podrían quedarle solamente cinco años más de vida.

Las nueve muertes

“La primera vez que tuve un paro cardiaco, tenía 20 años. Les tomó 45 minutos revivirme con una maniobra de reanimación cardiopulmonar. Desperté una semana después de haber estado en coma y me dijeron todo lo que había pasado”, se leyó en una entrevista que fue publicada en Mirror.

Lego, en mayo de 2013, Poole se mudó a Londres, y, de camino a su trabajo, tuvo su tercer paro cardiaco.

Una semana después, tuvo dos seguidos. Uno que lo tiró de las escaleras y el otro cuando despertó.

El sexto paro ocurrió varios días después, nuevamente de camino al trabajo, pero, increíblemente, ninguno de estos le ha ocasionado la muerte o algún un daño grave.

Ahora, cinco años después de su primera experiencia, ha acumulado ocho más y no tiene consciencia de cuándo será la próxima y si logrará sobrevivir. 

¿Cómo logra regresar a la vida?

Para controlar los efectos de su enfermedad, tiene un dispositivo llamado desfibrilador cardioversor implantable, que le permite restablecer su corazón cada que sufre un paro cardiaco.

“He tenido todas las experiencias cercanas a la muerte posibles. Estuve ‘fuera de mi cuerpo’, he visto una luz blanca, una luz dorada. Es interesante, yo no creo en la vida después de la muerte, pero después de experimentar esto de primera mano, definitivamente, puedo entender por qué mucha gente lo cree”, aseguró.

Vea también:

Incendia la casa de su padres por quemar arañas