Nota de EU89.7

Posible convocatoria a una consulta popular reaviva el debate en Honduras

El debate sobre la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente en Honduras, se ha reavivado una eventual propuesta del oficialismo.

Con información de la agencia internacional de noticias EFE

El debate sobre la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente en Honduras, lo que ha exigido el expresidente Manuel Zelaya y sus seguidores, se ha reavivado por una eventual propuesta del oficialismo para llamar a una consulta popular.

La discusión surgió cuando el titular del Parlamento hondureño, Mauricio Oliva, escribió en Twitter que “no hay que tenerle temor a la consulta” y pidió “entenderla como el instrumento idóneo (para) llevar todos juntos a nuestra Honduras por la senda del desarrollo (y) alcanzar la paz y la tranquilidad“.

Oliva, diputado del gobernante Partido Nacional, dijo que una consulta popular es el “mejor vehículo para encontrar, en medio de las diferencias, los puntos en común” entre la sociedad, ya que a través de ese mecanismo los hondureños “vamos a descubrir que son muchas más las ideas que nos unen que las que nos dividen“.

Además, pidió a la sociedad y diputados de la bancada del Partido Nacional que vean la consulta popular como “salida más efectiva a todos los problemas que nos mantienen enfrentados y encontrar así la reconciliación nacional que tanto necesitamos”.

¿Una solución?

El exjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras Romeo Vásquez, implicado en el golpe de Estado de 2009 contra Zelaya, considera que esos temas “polarizan y dividen” a la sociedad.

“Hay que establecer una diferencia entre lo que le interesa al pueblo y lo que les interesa a unos cuatro políticos ambiciosos”, subrayó hoy Vásquez,

Señaló que a los políticos lo único que les interesa es consultarle al pueblo sobre la reelección y la instalación de una Asamblea Constituyente para “cambiar la Constitución”, que data de 1982, incluidos algunos artículos “pétreos”, como se denominan en Honduras a los considerados inamovibles.

Aseguró que “no es momento” para consultarle al pueblo sobre esos dos temas, ya que la gente necesita empleo, seguridad y vivienda, entre otros temas.

Con información de la agencia internacional de noticias EFE