17 de Agosto 2017

Las alergias más sorprendentes

Por: Maria Mérida



Agua del grifo, alergia al ajo, especias, secreciones íntimas… Sustancias cotidianas con compuestos que en algunas personas pueden ocasionar reacciones alérgicas; no son las clásicas alergias de la primavera recién estrenada, pero generan igualmente malestar, incomodidad y riesgos.

Cuando alguien escucha la palabra “alergia”, inmediatamente piensa en el polen de las plantas, los ácaros del polvo, el pelo de los animales, algunos medicamentos o determinados alimentos, entre otros alérgenos más o menos conocidos. También cabe destacar la alergia al ajo.

Pero de acuerdo a las últimas evidencias científicas, además de estos habituales causantes de estornudos, lagrimeos, picores, irritaciones y problemas respiratorios, hay otros agentes menos conocidos pero igualmente capaces de desencadenar reacciones orgánicas muy desagradables y en ocasiones severas.

Las alergias a la canela, el ajo, la pimienta negra, la vainilla y otras especias afectan al tres por ciento de la población y pueden restringir severamente sus actividades cotidianas, según el doctor Sami Bahna, del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (ACAAI, por sus siglas en inglés) en EE.UU. .

En su trabajo, Bahna ha señalado que las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de desarrollar una alergia a las especias, porque estos ingredientes no sólo están presentes en las comidas, sino que además se utilizan habitualmente en los cosméticos, mientras que el maquillaje, los aceites corporales, la pasta dental y los perfumes pueden incluir una o más especias.

Según el alergólogo de la ACAAI, estos productos generan el dos por ciento de las alergias alimentarias, pero son poco diagnosticadas porque no hay pruebas cutáneas o sanguíneas definitivas para detectarlas. “Cuanto más picante es una especia, mayor es el riesgo de que sea alergénica”, ha explicado.

“Los pacientes, a menudo, deben tomar medidas extremas para evitar el alérgeno, lo cual puede conducir a que lleven una estricta evitación dietética, una calidad de vida baja y, en algunos casos, sufran cierta desnutrición”, según Bahna.

Agrega que el tratamiento de estas alergias es muy complejo porque algunas mezclas contienen de 3 a 18 especias, mientras que hervirlas, tostarlas, freírlas o aplicarles otras formas de calor puede reducir los agentes alérgenos en algunos casos y aumentarlos en otros, dependiendo de la especia.

Pero no acaba aquí la posibilidad de alergías menos comunes: los teléfonos móviles, las plantas ornamentales exóticas, los vinos, los germicidas de los conservantes, la carne de res, la henna, el oro, e incluso el sudor, son algunos productos o elementos, que pueden desencadenar reacciones en algunas personas sensibles.

Con información de EFE Salud





.....