Nota de EU89.7

Este es el animal que mantiene su “cama” más limpia que los humanos

Los científicos han descubierto que los chimpancés mantienen sus “camas” más limpias que los humanos. Los grandes simios construyen nidos de árboles complejos a partir de ramas y hojas en las que duermen. Y dieron un ejemplo que el adolescente humano promedio encontraría difícil de seguir. De hecho, los nidos de chimpancés contienen menos bacterias …

Continuar leyendo “Este es el animal que mantiene su “cama” más limpia que los humanos”

Los científicos han descubierto que los chimpancés mantienen sus “camas” más limpias que los humanos.

Los grandes simios construyen nidos de árboles complejos a partir de ramas y hojas en las que duermen. Y dieron un ejemplo que el adolescente humano promedio encontraría difícil de seguir.

De hecho, los nidos de chimpancés contienen menos bacterias corporales, como las que se desprenden de la piel, que las camas en la mayoría de los hogares humanos.

Se descubrió que muchos chimpancés mantienen sus camas más limpias que la mayoría de los adolescentes humanos.

La estudiante estadounidense de doctorado Megan Thoemmes, quien dirigió un equipo que recolectaba muestras de hisopados de 41 nidos de chimpancés en el valle de Issa, Tanzania, descubrió que los nidos de chimpancé tenían una variedad mucho mayor de insectos, un hallazgo que no era inesperado en los bosques tropicales.

41 nidos de chimpancés fueron examinados por investigadores estadounidenses en el salvaje Valle de Issa en Tanzania

Sin embargo, eran mucho menos propensos a albergar bacterias “sucias” de la boca, la piel o cualquier otro lugar del cuerpo.

“No encontramos casi ninguno de esos microbios en los nidos de chimpancés, lo que fue un poco sorprendente”, dijo  Thoemmes, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Los científicos esperaban encontrar cientos de insectos y chupasangres, pero solo recolectaron un puñado

Los científicos estaban en busca de otro impacto cuando trataron de aspirar artrópodos parásitos, pulgas y piojos, de los nidos de chimpancés.

Esperaban encontrar montones de insectos, pero no recogieron más que un puñado.

 

La investigación aparece en la revista Royal Society Open Science.