Nota de EU89.7

Este es el único asesinato conocido en Palacio Nacional al día de hoy

Este 26 de Julio del 2017 se cumplen se cumplen exactamente 61 años del Magnicidio del Señor Presidente Coronel Carlos Castillo Armas , un 26 de Julio de 1957 es asesinado dentro de los corredores de Casa Presidencial, aproximadamente a las 20:45 hrs Llegó a la presidencia con la Contrarrevolución, tras invadir Guatemala en junio de …

Continuar leyendo “Este es el único asesinato conocido en Palacio Nacional al día de hoy”

Este 26 de Julio del 2017 se cumplen se cumplen exactamente 61 años del Magnicidio del Señor Presidente Coronel Carlos Castillo Armas , un 26 de Julio de 1957 es asesinado dentro de los corredores de Casa Presidencial, aproximadamente a las 20:45 hrs

Llegó a la presidencia con la Contrarrevolución, tras invadir Guatemala en junio de 1954, al mando del Ejército de Liberación Nacional y, después de capturar la ciudad de Chiquimula y establecer allí su capital provisional.

Después, con el apoyo de Estados Unidos tomó el lugar del presidente en aquel momento, Jacobo Árbenz, quien renunció al puesto para evitar un enfrentamiento civil entre sus seguidores y los de Castillo Armas.

En El Salvador, Carlos Castillo Armas esperaba poder entrar triunfalmente al país. El problema de la entrada triunfal del Ejército de la Liberación a la ciudad de Guatemala representaba el punto de quiebre entre la nueva junta de gobierno y el caudillo liberacionista o más específicamente: entre Castillo Armas y el coronel Monzón, quien aún con ser ferviente anticomunista y militar experimentado en el campo político, guardaba cierta fidelidad a la institución armada.

El emabajador estadounidense Peurifoy viajó a San Salvador a reunirse con el líder rebelde, Carlos Castillo Armas. Durante el encuentro, Castillo Armas no tuvo mayor problema para dejar en claro su deseo de entrar a Guatemala investido con amplios poderes personalizados.

Castillo Armas recibió una especie de gabinete de gobierno, conformado por abogados, empresarios y militares, quienes firmaron un pacto que puede resumirse de la forma siguiente: se reconocía implícitamente el liderazgo de Castillo Armas al reestructurar la Junta de Gobierno, permitiendo su incorporación, lo mismo que la del mayor Enrique Trinidad Oliva.

Por otro lado, se acordó combatir a muerte el comunismo, y el Movimiento de Liberación Nacional tomó el control de las instituciones públicas y del orden jurídico legal. El 3 de julio de 1954, Castillo Armas salía victorioso, y era recibido en la ciudad de Guatemala con los honores que había exigido para sí, al frente del ejército liberacionista.

Aquí la historia…

Tremenda Historia 😯😯😯
Investigación: Ricardo Mendoza
Video: Juan Pablo Mata