Nota de EU89.7

Estudio revela; Los hombres altos que salen con chaparritas enojonas tienen las mejores relaciones

hombres altos vs chaparritas

Cada persona tiene sus preferencias

Ser alto seguramente tendrá ventajas y desventajas, que te pregunten siempre el clima, que te pidan cambiar focos, etc., pero una de las grandes ventajas es que según la ciencia, si escoges una mujer bajita, tendrás una de las mejores relaciones. Encontraron que entre más alto seas en relación con tu mujer, más felices serán ambos.

Al parecer, las mujeres bajitas y los hombres altos son la combinación perfecta. Claro que hay excepciones y casos contrarios que confirman la regla.

Un estudio de 2017 concluyó luego de que se investigó a más de 8 mil participantes, que hay una correlación directa entre la altura de un hombre y la felicidad de su pareja. Es decir, que si eres más alto que tu esposa, entre más alto seas, mejor será su relación.

La razón está ligada a la evolución, biología y psicología humanas. Como sabemos, hombres y mujeres tienen distintas características físicas y mentales para distintos propósitos evolutivos.

Los hombres son más grandes que las mujeres en tamaño porque son proveedores y protectores de las parejas y los niños, desde tiempos inmemoriales.

Cuando un hombre es más grande que su pareja, es indicativo de que es más fuerte y dominante y tiene más capacidad de proteger a su familia, lo que hace maravillas por su ego y por lo tanto lo hace feliz. De igual forma, la mujer es más feliz cuando su pareja cuida de ella y sus hijos, incluso en la era actual.

La explicación es netamente basada en biología, y supuestamente está enraizada en nuestro ADN. Según otro estudio previo, entre más alto es el hombre, tiene más potencial de tener mejores ingresos, lo que también hace a las mujeres extremadamente felices, suponemos.

Al parecer, los empleadores ven a los tipos con más elongación, como personas más capaces y en quienes se puede confiar, que es porqué son los primeros en ser considerados para promociones y aumentos.

Como sea, también vale la pena señalar que hay una insatisfacción marital que empieza a aparecer a los 18 años de casados, sin importar que seas tan alto como la torre Eiffel.