Nota de EU89.7

Exdiputados se refieren a la crisis política causada por el presidente Jimmy Morales

La Corte de Constitucionalidad, según se diseño, es el órgano máximo para velar por el orden constitucional.

This slideshow requires JavaScript.

Roberto Alejos, expresidente del Organismo Legislativo (2009-2011), y Aquiles Faillace, exconstituyente y presidente de la Asociación de Dignatarios de la Nación, fueron invitados por el programa A Primera Hora para conversar acerca de la coyuntura política a partir de los acontecimientos generados por las decisiones presidenciales.

El  mandatario Jimmy Morales anunció que no renovará el mandato de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), prohibió el ingreso al territorio del Comisionado Iván Velásquez y, curiosamente, habla de transparencia en su gobierno.

Ayer el Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, vía telefónica le dijo al presidente Jimmy Morales que su país dará apoyo para una “Cicig reformada” y se comprometió a continuar trabajando con Guatemala y apoyar la soberanía de Guatemala.

Estas fueron las frases más significativas de su discurso:

Roberto Alejos

Ahora el Presidente va a agarrar como propio decir Sí a la vida y no a los matrimonios del mismo sexo para que el pueblo crea que toda la gente que salió a manifestarse en contra de esos temas está a favor de él.

El mensaje de la Canciller termina de agravar el tema. Su anuncio fue muy delicado y para analizar a fondo.

El Comisionado no necesita una visa, automáticamente en el convenio entre el Gobierno de Guatemala y la Organización de las Naciones Unidas ya tiene ese tema en el artículo 10, con el resto del equipo.

Hay una gran metida de pata de parte del Procurador General de la Nacvión Luis donado, al decir que las resoluciones de la Corte de Constitucionalidad (CC) se pueden apelar, lo cual no es verdad.

El mensaje de ‘no vamos a hacer caso de cualquier resolución de la CC porque no estamos dispuestos a acatar órdenes ilegales’ es un tema digno de analizar porque sí rompe la institucionalidad del país.

Acerca de la orden de transferencia de capacidades, Alejos señaló que lo interpreta como “un debilitamiento total a la CICIG por parte de Jimmy Morales y su equipo”.

Aquiles Faillace

Tendríamos que analizar todo lo que ha sucedido desde que llegó al poder el presidente de los Estados Unidos Donald Trump. Los Clinton dejaron una estructura de poder que es difícil botar. Geopolíticamente hay una guerra entre trumpistas y militaristas. Durante los Clinton la palabra democracia es la corriente de tendencia mayor.

Al hablar de la Cicig como una estructura paralela habría que analizar la salida de los Jeeps J8 (vehículos artillados). La salida del Ejército a las calles supuestamente para ir a las fronteras. Si lo vemos como un rompecabezas la militarización está ordenada desde el Departamento de la Defensa de EE.UU.”.

“Con el gobierno de Trump vimos el cambio radical de un programa Alianza para la Prosperidad, supuestamente económico social, a uno puramente militar”.

Fue en los gobiernos de Clinton que la palabra democracia, mal interpretada en Guatemala como pro-comunismo, es la corriente de tendencia mayor. Esa guerra geopolítica interna dentro del impero viene haciendo cambios en la política de Trump.

Sobre el mensaje de Pompeo, todo el lenguaje utilizado en ese tipo de comunicaciones se ha vuelto en un esquema de poder y juego de ajedrez de la geopolítica internacional.

La Corte de Constitucionalidad, según se diseño, es el órgano máximo para velar por el orden constitucional. Lo único que pueden hacer es decir si las resoluciones judiciales o actos administrativos violan o no la Constitución”.

A Iván Velásquez no se le canceló la visa, se le puso en una lista de terroristas para no dejarlo entrar. En el caso específico de poner a Velásquez en una ‘lista negra’, un acto administrativo, de ser sujeto de una acción constitucional puede ser interpuesta únicamente por el afectado es decir Iván Velásquez, no un tercero.

La diferencia básica entre el golpe de estado de 193, de Jorge Serrano, y los movimientos actuales, es que antes el Ejército apoyaba la institucionalidad de la Corte de Constitucionalidad, ahora el mensaje subliminal: el Presidente rodeado de militares. El Ejército está de lado mío, dice él, no de la CC.

Lo que no está definido en la Constitución, entre las funciones del Presidente ni del Procurador General de la Nación es que no pueden determinar la legalidad de una resolución judicial. Lo más interesante de esa dicotomía, no es si la CC puede o no hacerlo, ya se demostró que se han animado a hacerlo.

Si Jimmy Morales se dedica a no cumplir una orden de la CC estamos cayendo en un barranco institucionalidad, porque si hay golpe de Estado deja de existir quién controle la constitucionalidad en el país.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼