Nota de EU89.7

Golpe con golpe, Guatemala avanzó a la época democrática, sugieren analistas

La idea de los más conservadores, de los empresarios conservadores es que había que garantizar que el avance de las fuerzas revolucionarias no continuara.

Hoy se cumplen 35 años del golpe de Estado protagonizado por el ministro de la Defensa, Óscar Humberto Mejía Víctores, en contra del general José Efraín Ríos Mont, quien había llegado al poder por medio de otro golpe de Estado el 23 de marzo de 1982.

Ese hecho marcó el inicio del proceso de democratización que llevó al poder al presidente Vinicio Cerezo Arévalo.

De acuerdo con datos histórico durante el gobierno de facto de Ríos Montt, se llevó a cabo el plan Victoria 82, que tenía como objetivos:

  • Apartar a los insurgentes de la población civil.
  • Aplicar con toda energía la política de tierra arrasada en la región de mayor enfrentamiento militar.
  • Hacer retroceder a la guerrilla de los territorios que controlaba.
  • Crear una amplia red de inteligencia, especialmente dentro de los desertores de la guerrilla, a quienes se le perdonó la vida a cambio de convertirse en informantes

Para comentar ese hecho histórico, el programa A Primera Hora se comunicó por la vía telefónica con Adrián Zapata y Carlos Luna Villacorta.

¿Qué hacía Zapata el 8 de agosto de 1983?

Era miembro de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y estaba en Guatemala. “En esa época vivíamos en condiciones de clandestinidad. Al recordar lo que pasó con la llegada de Mejía Víctores al poder, su gestión no se puede divorciar del plan contrainsurgente de Ríos Montt”, comenta.

  • La idea de los más conservadores, de los empresarios conservadores es que había que garantizar que el avance de las fuerzas revolucionarias no continuara. Con el golpe de Ríos, en 1981, se cumplió la primera parte de la estrategia: una represión generalizada, tierra arrasada, para garantizar que se quitara la base política al movimiento revolucionario.
  • Después, con Mejía Víctores se promovió el reencuentro institucional. Después de haber limpiado la base social, regresar a la legalidad. La última parte de una lucha contrainsurgente.
  • Con Vinicio Cerezo, un hombre progresista, se dio la apertura democrática. El retorno a la legalidad, después de todos los horrores cometidos por Ríos Mont.

“Las FAR, integradas a la URNG, señalaron después de las elecciones de 1985, que el movimiento revolucionario no iba a ser obstáculo para un proceso de democratización del país”, afirma Zapata.

Luna Villacorta

“Me recuerdo que estaba en Guatemala y sonó la famosa musiquita… la marimba que anunciaba un golpe.  Había desgano contra el general Ríos Montt por sus mensajes del domingo. Hay que hablar de que Mejía Víctores abrió espacios para la era democrática” afirma el analista.

  • A pesar de que los cambios ya se venían, se precipitaron estando Mejía Víctores en el poder.
  • Se eligió una Asamblea Nacional Constituyente, que fue el principio del retorno a la legalidad y de la democracia. Se encargó de inaugurar nuestra Constitución, que dio lugar a la Corte de Constitucionalidad, del Tribunal Supremo Electoral de la Procuraduría de los Derechos Humanos.

De acuerdo con Lina Villacorta, “a esa Asamblea llegó gente con mucha valía y fue cuando se dio la presidencia alterna del Legislativo, Héctor Aragón Quiñónez, Ramiro de León, que en 1993 fue designado Presidente de la República, y Roberto Carpio, que fue Vicepresidente con Vinicio Cerezo.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼