Nota de EU89.7

Guatemalteco realizará hazaña mundial en el salar de Uyuni

El deportista guatemalteco Juan Carlos Sagastume, tiene como objetivo ser la primera persona que cruce el salar de Uyuni, sin parar, en una ruta de 164 kilómetros y con ello establecer una marca mundial.

El deportista guatemalteco Juan Carlos Sagastume, tiene como objetivo ser la primera persona que cruce el salar de Uyuni, sin parar, en una ruta de 164 kilómetros y con ello establecer una marca mundial.


Este viernes 26 de octubre, Juan Carlos iniciará la travesía extrema ingresando al salar por la región de Llica, en una ruta que lo llevará por la isla Pescado, la isla Incahuasi y el monumento a Dakar, hasta encontrar la salida del salar en Colchani y llegar al pueblo de Uyuni.
El salar de Uyuni, ubicado en Bolivia, es el desierto de sal más grande del mundo y el que se encuentra a mayor altura (3,680 metros sobre el nivel del mar). Es una superficie de 12,000 kilómetros con 130 metros de espesor de sal. Una zona inhóspita que será el principal desafío a vencer para Sagastume, con todas las condiciones naturales que reúne. Inundaciones, fango, intensa radiación que puede provocar quemaduras severas en la piel y la vista. Altas temperaturas durante el día, que propician el riesgo de insolación y deshidratación. Además de que la extensa planicie genera desorientación y permite el paso de fuertes vientos que arrastran temperaturas
bajo cero, especialmente durante la noche.
El currículum de Sagastume respalda la búsqueda de esta hazaña, con logros como el récord mundial de Quíntuple Ironman que mantiene desde 2016, el cual obtuvo en León, México, tras completar 19 km de natación, 900 km de bicicleta y 210 km de carrera pedestre en 53 horas y 51 minutos. También tiene el segundo lugar en la edición de 2004 de la Yukon Arctic Ultra, considerada una de las carreras más dura del planeta que exige recorrer 500 km en el ártico canadiense, en autosuficiencia de abastecimiento a -40 c, reto que completó en seis días.
Además, este guatemalteco se convirtió en 2005, en el primer latinoamericano que cruzó remando el Océano Atlántico, tras completar la ruta que un día hizo Cristóbal Colón de la Isla de La Gomera en España, hacia la isla de Antigua en el Caribe.
Recorrido de 5,280 km que realizó en 64 días, 13 horas y 17 minutos. Entre otros triunfos que se listan en su extenso palmarés.