Nota de EU89.7

Investigación: Fallos mecánicos y humanos causas de fatal accidente en Taiwán

Se debió instalar un mecanismo de alarma para la sala de control de trenes sobre el apagado del sistema de protección de seguridad.

Taipei – Los “fallos mecánicos y humanos”, tanto del conductor como de la sala de control, “fueron responsables del accidente ferroviario” del 21 de octubre que causó 18 muertos y 200 heridos, dijo hoy el comité de investigación del gobierno isleño.

“La falta de procedimientos operativos y mantenimientos adecuados” por parte de la Administración de Ferrocarriles de Taiwán también contribuyó a que el tren descarrilase en curva, cuando iba a una velocidad el doble de la permitida, dijo hoy en rueda de prensa el jefe del grupo, Allen Hu.

“El accidente fue la consecuencia de una acumulación de errores humanos y si algunos de ellos se hubieran resuelto, en el momento en que surgieron, ahora estarían vivas las víctimas”, señaló Hu.

“La causa inmediata del accidente fue la aceleración” que llevó a que el tren No. 6432 que iba desde la Nueva Taipei a Taitung descarrilase en una curva en Yilan, pero antes ya había problemas, agregó Hu.

Los detalles del accidente

Entre los fallos técnicos se cuenta el mal funcionamiento de cuatro compresores de aire que causó problemas de falta de potencia, lo que llevó al conductor a desconectar el control sobre la el limite de velocidad del tren, para compensar la desaceleración, dijo el informe.

Además, los trenes Puyuma, el tipo accidentado, tienen problemas de configuración, que debieron haber sido detectados, tras haberse recibido del fabricante japonés Nippon Sharyo, hace seis años, señaló el informe.

En concreto, se debió instalar un mecanismo de alarma para la sala de control de trenes sobre el apagado del sistema de protección de seguridad que impide ir a mayor velocidad de la estipulada, agregó el informe.

Este fue el accidente con mayor número de muertos en Taiwán desde hace 37 años.

Con información de agencia EFE