Nota de EU89.7

Iván Velásquez sobre retorno al país: “Aspiro que, en enero, haya mayor racionalidad y que pueda normalizarse la situación”

El jefe de la CICIG habló en una entrevista al diario El Tiempo

En una entrevista brindada al diario El Tiempo, el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), contestó a una interrogante sobre situación de retornar al país.

Velásquez indicó que la CICIG “entra en las próximas semanas a un período de vacaciones colectivas, de manera que yo aspiro a que, en enero, haya una mayor racionalidad y que pueda normalizarse la situación, que se respete la decisión de la Corte y no haya ninguna situación complicada que yo vaya a regresar al país”.

Acciones de hecho

Según Velásquez, “la Corte de Constitucionalidad guatemalteca ha tomado una decisión definitiva que deja sin efectos la prohibición presidencial de ingresar al país. Hay, sin embargo, algunos visos autoritarios que podrían implicar inclusive la adopción de acciones de hecho porque, no obstante esa decisión ya ratificada por la Corte, tanto el Presidente como el Vicepresidente de la República han expresado que la prohibición de ingreso se mantiene”.

Premio

El diario El Tiempo también hizo referencia del premio recibido por Velásquez recientemente en Suecia como Premio Nobel Alternativo junto a la exfiscal general, Thelma Aldana.

Este medio de comunicación también mencionó sobre la estadía de ambos en Ginebra (Suiza) en un homenaje ofrecido por la Fundación Right Livelihood. Posteriormente dio declaraciones a El Tiempo respecto del “significado del premio en el contexto actual de la Comisión y de la posibilidad de replicar en otros países este modelo de lucha contra la corrupción y la impunidad”.

Vea también: Jefe de la CICIG: “El Estado se convirtió en botín de los poderosos de todas las especies”

Lucha contra la corrupción y las reacciones

El jefe de la CICIG respondió sobre qué tiene que ver la corrupción y los derechos humanos: “La corrupción afecta el disfrute real de los derechos humanos. No solo el derecho a la vida digna, en términos de condiciones materiales de existencia, sino también en lo relativo a los derechos civiles y políticos porque la corrupción, que genera impunidad y se alimenta de ella, desconoce y afecta al Estado de derecho”.

Durante esta entrevista, el Comisionado destacó que “luchar contra la corrupción es luchar también contra la muerte que esa corrupción genera, contra la pobreza que esa corrupción genera. Contra la  falta de alimentación, de salud y de educación”.