Nota de EU89.7

Jeeps militares J8 son usados en patrullajes urbanos, ¿es eso legal?

Al final, la responsabilidad de la PNC es muy poca, porque su gran problema es que simplemente cumple órdenes.

El pasado 31 de agosto un contingente de Jeeps J8, vehículos artillados, circuló por la ciudad y sitiaron las sedes de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicic) y de la Embajada de los Estados Unidos.

También rodeo los edificios de la Corte de Constitucionalidad (CC) y del Ministerio Público (MP). El Ministro de Gobernación, el Presidente de la República y los voceros de ambos negaron que hubiera una orden específica para eso.

Ese día, el mandatario Jimmy Morales anunció que no renovará el mandato de la Cicig, que finaliza en septiembre del año 2019.

No tardó en saltar la libre. Pronto se filtrarían documentos, publicados por medios impresos, en los que consta que la orden de que los Jepps J8 fueron trasladados de las zonas fronterizas y salieran a la calle, quién sabe con qué intenciones.

Dos congresistas estadounidenses solicitaron al Secretario de Estado, Mike Pompeo, un informe de los Jeeps J8 que el Gobierno de Guatemala utilizó, según ellos, para intimidar a la Embajada de ese país y al personal de Naciones Unidas.

Para analizar esas circunstancias, el programa A Primera Hora invitó a  Carlos Menocal y a Julio Rivera Clavería, exministro y ex viceministro de Gobernación, respectivamente.

Carlos Menocal

¿Cómo entender los operativos montados el 31 de agosto?

De ilegal no se puede catalogar un operativo. El Estado puede utilizar todos los elementos que tenga para coercitividad.

Un hecho real es que estos Jeeps J8 son utilizados en operaciones de alto impacto, del crimen organizado. Algunos son blindados, otros semi-blindados, otros de paso ligero, pero la mayoría son artillados.

La orden de trasladarlos a la capital proviene de un asesor del Quinto Ministerio, dedicado al narcotráfico, un coronel de apellido Mejía. Es un coronel retirado que fue condecorado durante el gobierno de Alfonso Portillo. En todo caso la orden debió venir del mando operativo policial, no de un asesor del Ministerio.

Los enviaron a rodear las sedes de la Cicig, la Embajada de EE.UU., de la CC y del MPy ocurre en el contexto de que el Presidente anuncia que no solicitará la prórroga del mandato de Cicig.

PODRÍA INTERESARLE: Jimmy Morales y cinco funcionarios viajan a EEUU, entérese por qué

Se descuidó la frontera y han bajado los operativos fronterizos

No tiene sentido ni razón de que esos vehículos estén en la ciudad. Los Jepps J8 utilizan munición 30/30, que son más fuertes que los fusiles calibres 5.56 o Ak47. Vamos a Holliwood y veamos a Rambo disparando esos vehículos en la selva.

Si alguien decide disparar en la ciudad es una situación de alto riesgo. Una bala de esas podría atravesar diez vehículos normales.

Lo digo a la luz de la experiencia y la práctica durante mi paso como Ministro de Gobernación, en la compra de municiones. Esas municiones son de alta potencia.

This slideshow requires JavaScript.

En qué plano queda el Ejecutivo

El Ejecutivo ha mentido de nuevo a la población. Al principio negó que esos vehículos tuvieran la orden de merodear esas instituciones, y a la luz de los documentos filtrados se sabe que hubo una orden para hacer esos patrullajes.

El Ministro de Gobernación y su vocero; el Presidente y sus vocero, todos mintieron. No es cierto que se haga una novela de este caso. Esos vehículos fueron llamados para que llegaran a la ciudad.

Estos vehículos han sido donados por EE.UU. para patrullajes de fuerzas de tareas policiales del Triángulo Norte, Honduras y El Salvador, y México

Da la impresión de que Jimmy Morales está bajo asesoramiento, no del Ejército, de militares que han tenido la sombra oscura del pasado.

El Gobierno dice que es autónomo y soberano para utilizar los recursos del Estado

Coincido en esa frase cuando se utiliza de forma coherente. El vehículo J8 tiene características especiales dedicadas al crimen organizado. Si nosotros le decimos a los comisarios ¿qué quiere: motos, picop o vehículos artillados? Seguramente me dicen ‘Motos’ porque eso sirve en la ciudad, los picop se van a los departamentos y los artillados a la montaña.

Además, el combustible de esos Jepps lo están costeando las comisarías. Son vehículos sofisticados y necesitan recursos.

Ambas palabras, autonomía y soberanía, son poderosas para la utilización de los recursos en el combate a la criminalidad y del crimen organizado.

Los patrullajes tenían otras intenciones

Da la impresión de que el Presidente y el Ministro de Gobernación estaban planificando otras acciones más allá de las declaraciones del Presidente sobre el cierre de Cicig. El Gobierno mintió al justificar la presencia de esos vehículos en la ciudad.

El Gobierno de EE.UU. puede retirar esos recursos. El inicio de un proceso de verificación de controlar si el Gobierno quiere colaborar en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico.

 

¿Y si algunos militares se sublevaran?

Es evidente que dentro del Ministerio de la Defensa existe inconformidad y animadversión. Pero Defensa y Gobernación tienen personal disciplinado, pero por sus características se les prohíbe emitir opinión.

Si bien es cierto que Jimmy Morales actúa bajo la sombra de militares de pasado oscuro, no necesariamente todo el Ejército tiene esas características. Todo tiene que ser en la lógica constitucional.

Él fue electo democráticamente, es el Comandante del Ejército, ejerce los destinos del país. Sigue siendo el Presidente, todo tiene que estar en el marco de la Constitución, en el marco jurídico. No veo coherente un espacio para levantones.

La orden de sacar los J8 vinieron del asesor del Quinto ministerio, ¿por qué no del Viceministro?

La PNC en su lógica policial, lo hizo bien. Llevaron los autos a la Dirección de Operaciones y entregó los vehículos de manera institucional. Le dieron destino a la capital, existen documentos con el mandato de cual debía ser la utilización de esos vehículos.

Lo interesantes es que quien da la orden es un Viceministerio que nada tiene que ver con la Policía. Lo que corresponde es establecer que hay una mentira de Gobernación, que dice que no hubo la orden y, luego, quien instruyó a la PNC.

Julio Rivera Clavería

Creo que el gran error se da en el momento en el que el Presidente anuncia que Cicig termina su mandato. Era un hecho político en el que no había necesidad de hacer ningún movimiento de esa naturaleza. La población de todas formas iba a aceptar o no la propuesta del Presidente. Fue un patrullaje que no tenía nada que ver.

El Ministro de Gobernación puede hacer los patrullajes que considere necesarios. El problema es que este tipo de vehículos está asignado para las fronteras del país.

Que no se dé más apoyo a Guatemala lo puede solicitar cualquier congresista en EE.UU. Al final necesitamos más apoyo para contener los problemas criminales de las fronteras.

Patrullaje normal

¿Cuál es la propuesta que el Ministro de Gobernación ha hecho a la PNC en el manejo de estos vehículos? Quizá es para patrullar la capital, que tiene altos niveles de violencia y criminalidad.

Ese tipo de vehículos sirven para las áreas fronterizas. Fueron donados para el patrullaje rural de las Fuerzas Chortí y Tecún Umán. Son Jeeps artillados y no tienen ninguna razón de ser de estar en la capital.

¿Qué diferencia hay entre un J8 y una tanqueta del Ejército?

El Jeep J8 es un vehículo liviano de desplazamiento rápido para enfrentar estructuras criminales y también para el Ejército. La tanqueta es más pesada, ambos utilizan armamento calibre 30.

 

¿Cómo se lee el recorrido de los J8 el 31 der agosto?

Un gran error táctico. Yo nunca hubiera hecho algo semejante. La responsabilidad es de las autoridades de Gobernación. Cuando se hace estas donaciones deberían quedar en los convenios que queden en uso de exclusividad en la Policía.

Cuando se hacen las donaciones, se hacen al Ministerio de Gobernación, no a la PNC. Por tanto en cualquier momento, cualquier persona, cuando no hay nadie que decide, puede mandar esos vehículos a donde sea.

Tiene que definir cuáles son los puntos del país donde hay mayores índices de criminalidad, por ejemplo las fronteras. El mayor esfuerzo tiene que hacerse en fronteras para evitar el ingreso de personas, de armas y el traslado de personas para otras partes.

Las fronteras son los puntos más porosos donde entre y sale cualquier cosa, por lo tanto es un error tener esos vehículos en la capital, cuando son necesarios para el blindaje de las fronteras.

Para controlar el narcotráfico se necesita mucha tecnología, mucho recurso. No estamos en la capacidad de controlar ese tema y combatirlo fuertemente.

Si el Presidente y el Ministro de Gobernación mintieron, cometieron el delito de perjurio, pero lo interesante es que las donaciones no deben ser manejadas por los viceministerios. Deben ir directamente a la institución.

¿Sacar los vehículos es ilegal?

Una cosa es la ilegalidad y otra los errores tácticos, estratégicos. Están pagando los platos rotos por no haber meditado los efectos que iba a causar tener esos vehículos patrullando la ciudad.

Puede haber algún delito del Quinto Viceministerio. Falsedad, por ejemplo. En qué se basó para ordenar a la PNC que hiciera esos patrullajes en la ciudad. Lo veo como un error político.

¿Qué debería pasar ahora?

Tiene que haber una investigación por parte de Inspectoría de la PNC y del MP. Al final, la responsabilidad de la PNC es muy poca, porque su gran problema es que simplemente cumple órdenes.

En lo que hay tener mucho cuidado es que cuando se gire una orden no se afecten intereses de la PNC porque no tiene un andamiaje jurídico que le permita tomar las decisiones en materia de seguridad. Muchas veces son los viceministros los que deciden algunas medidas que pueden afectar el desempeño de la PNC.

Hay que institucionalizarla y dejarla que use todo tipo de donativos para que los resultados sean satisfactorios y que cumplan con combatir el crimen organizado y la violencia común.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼