Nota de EU89.7

La Margot: la temible sicaria feminista de Los Zetas

“Las mujeres pueden ser tan violentas como los hombres”

“La Margot”, es considerada como una de las mujeres más peligrosas de México, además de traicionar a su primer cartel por unirse a Los Zetas.

La primera sicaria en México

Margarita García Méndez, alias La Margot, fue una de las sicarias más sobresalientes de Los Zetas, pues tras unirse al grupo criminal en el año 2000, cuando aún pertenecía al Cártel del Golfo, se destacó por ser la más temible tumbaviones.

Aunque inicialmente la participación de las mujeres en el narcotráfico se limitaba a conseguir contactos, transportar droga o lavar dinero, pero la sicaria que apoyaba el feminismo llegó a imponer temor.

la creciente ola de violencia y la descomposición familiar en sectores sociales del país norteamericano facilitaron la inserción de mujeres en tareas más complejas, reveló Martón Barrón, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) del México.

Cómo logró ganar un nombre

Pese al machismo que a veces se maneja en las organizaciones delictivas, las sicarias han llegado a posicionarse como iguales ante algunos del género opuesto, ya que hablan el mismo lenguaje, tienen edades similares y pertenecen a los mismos barrios y comunidades.

De acuerdo con Barrón, el resultado de la mezcla social es predecible: “Las mujeres pueden ser tan violentas como los hombres”.

El caso de esta sanguinaria líder, quien radicaba en Valle Hermoso, Tamaulipas, fue documentado por las autoridades y se distinguió como “la primera gran sicaria del narcotráfico”.

Labor que desempeñó durante siete años y que consistía en tumbar aviones cargados de droga, custodiarlos y, en otras ocasiones, organizar acciones armadas contra los grupos rivales “para no dejar rastro.

Según un artículo publicado en El Universal, “La Margot no era una mujer hermosa ni sofisticada, pero se distinguió porque siempre estaba en el frente de batalla, además de que en las misiones que se le encomendaban iba codo a codo con cualquier miembro de Los Zetas“.

Su captura

De acuerdo con un juez federal, García estaba acompañada de José Ramón Dávila López “EL Cholo”, cuando fue detenida en Ciudad Victoria, Tamaulipas, luego de que ambos fusiló a un hombre por un incidente de tránsito.

Con 31 años de edad, la carrera criminal de Margarita García llegó a su fin el 2 de febrero de 2007. Ese día, el Centro de Mando C-4 de la capital reportó a todas las patrullas que en la calle Bravos, entre Hidalgo y Boulevard, yacía un hombre con un tiro en la cabeza.

Las patrullas cercanas al lugar del suceso fueron alertadas de que los agresores huían en una camioneta sin placas. El auto fue ubicado en la colonia Unidad Modelo y al percatarse de que eran alcanzados, La Margot y El Cholo decidieron enfrentar a la Policía.

Durante el enfrentamiento por capturarlos, los sicarios de Los Zetas hirieron a dos policías, pero fueron arrestados y apenas tres días después, la peligrosa mujer fue recluida en el penal de Puente Grande, en Jalisco.

En 2009, un estudio hecho por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que al menos 7 mil 700 mujeres estaban tras las rejas por delitos relacionados con drogas; sin embargo, según señaló Rocío Gaytán, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, la mayoría de los casos estaban relacionados con ‘cuestiones sentimentales’.

Las mujeres en el narcotráfico

Gaytán informó que un gran número fue arrestado luego de que intentaran introducir droga a reclusorios de hombres, destinada para sus hijos o parejas; otras, ancianas en su mayoría, vendían droga en pequeña escala; y algunas más, participaron directamente en la línea de fuego.

Sin embargo, el caso de La Margot fue muy particular, pues además de ser acusada por la Procuraduría General de la República (PGR) de custodiar cargamentos de droga de la banda criminal de Los Zetas y participar en conflictos armados contra grupos rivales, fue una de las más temidas tumbaviones de la organización criminal.

Vea también: