Nota de EU89.7

Londres conjura a Donald Trump a que no renuncie al acuerdo nuclear con Irán

El Reino Unido exhortó a Donald Trump a no renunciar al acuerdo nuclear iraní

Con información de la agencia de noticias: AFP 

El Reino Unido exhortó a Donald Trump a no renunciar al acuerdo nuclear iraní, a unos días de que el presidente estadounidense anuncie su decisión sobre el tema, destacando que si bien el acuerdo no es perfecto no existe una mejor alternativa.

En declaraciones a la cadena Fox News antes de su encuentro con responsables de la administración estadounidense, el canciller británico, Boris Johnson, dijo que Trump tenía “razón en ver defectos” en el trato, pero agregó: “El plan B no me parece particularmente bien desarrollado en este escenario”.

“El presidente tiene un punto legítimo (…), estableció un desafío para el mundo”, aseguró. “Creemos que se puede ser más duro con Irán” y “abordar las preocupaciones del presidente” Trump sin deshacer el acuerdo.

Antes de su aparición en Fox, Johnson había adelantado su postura en un artículo de opinión publicado el lunes por The New York Times, donde estimó que “en este momento delicado sería un error alejarse del acuerdo nuclear y levantar las restricciones que sujetan a Irán”.

Los inspectores de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) fueron comisionados con poderes adicionales para controlar las instalaciones nucleares iraníes “aumentando la posibilidad de detección de todo intento de fabricar un arma”, argumentó el responsable británico en el periódico.

“Ahora que esas esposas están colocadas, no veo necesario ponerlas de lado. Sólo Irán se beneficiaría renunciando a esas restricciones sobre su programa nuclear”, escribió.

“Pienso que preservar las restricciones del acuerdo sobre el programa nuclear iraní permitirá igualmente contrarrestar la actitud agresiva de Teherán en la región. Estoy convencido de esto: toda alternativa posible es peor. La mejor línea a seguir sería mejorar las esposas antes que romperlas”.

El acuerdo nuclear iraní se firmó en julio de 2015 entre Teherán por un lado y China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania por el otro.

En este texto la República Islámica declara que no busca dotarse del arma atómica y acepta restringir su programa nuclear para dar al mundo la garantía de que sus actividades en el sector no tienen ambiciones militares.

A cambio, Teherán obtuvo el cese progresivo de las sanciones internacionales impuestas por su programa.

Pero Trump denunció el acuerdo y dio hasta el 12 de mayo a los países europeos para endurecer el texto. Si no lo hacen, su país saldrá del acuerdo.

Con información de la agencia de noticias: AFP