Nota de EU89.7

Mozambiqueñas crean fondo colectivo para las víctimas de violencia machista

El fondo, bautizado con el nombre de “Xitique”, surgió como una iniciativa de las propias afectadas

Mozambiqueñas crean fondo colectivo para las víctimas de violencia machista

Con información de la agencia de noticias: EFE


Una veintena de mujeres mozambiqueñas de la localidad de Matola, a 16 kilómetros de la capital, Maputo, impulsa un fondo económico de apoyo mutuo para reducir la dependencia material que sufren muchas víctimas de violencia machista, informó hoy la organización humanitaria Médicos del Mundo (MSM).

El fondo, bautizado con el nombre de “Xitique”, surgió como una iniciativa de las propias afectadas en el marco del Grupo de Apoyo Mutuo contra la violencia de género que esta ONG impulsa en el país, donde una de cada tres mujeres sufren esta lacra.

Más de 10 ciudades iberoamericanas se iluminarán contra violencia machista

Se trata de un acuerdo informal de crédito “basado en la confianza mutua de estas mujeres”, que aportan una cantidad fija al fondo cada mes, de modo que sus integrantes puedan hacer uso de ese dinero cuando lo necesiten, explica MSM en un comunicado.

“Siempre he soñado con ser independiente y tener mi propio negocio. Gracias al Xitique estoy llevando a cabo poco a poco mi proyecto de cosmética y haciendo mi sueño realidad: independizarme sin depender de los hombres” explica una de las usuarias del fondo, Angelina Domingues, que se incorporó hace dos años, según el texto.

Le puede interesar: Cristina Siekavizza, la mujer que desenmascaró la violencia machista en Guatemala, según Acan-EFE  

En Mozambique, una de cada tres mujeres sufre violencia machista pero factores como el miedo al agresor, la dependencia financiera y afectiva o las dificultades en el acceso a las instituciones lleva a muchas de ellas a abandonar el proceso judicial o el tratamiento psicológico antes de tiempo.

Desde 2014, Médicos del Mundo, junto con otras organizaciones de la sociedad civil e instituciones públicas, impulsa el llamado Centro de Atención Integrada (CAI) en la ciudad de Matola.

El CAI ofrece una atención multisectorial para la prevención de la violencia y reúne en un mismo espacio asistencia policial, jurídica, social, médica y legal.

“Antes, la víctima no tenía una atención estandarizada sino que se sentaba en la fila y era atendida como cualquier otro paciente. Aquí, en cambio, es atendida de forma confidencial y tiene la garantía de que va a pasar por todos los servicios”, explica la directora del Servicio de Salud de la Mujer y Acción Social del distrito, Carla Cumbe.

Con información de la agencia de noticias: EFE

Jóvenes latinoamericanos, entre estos de Guatemala, ven “normal” la violencia machista