27 de Junio 2017

Continúa búsqueda de 7 marinos de EEUU tras choque de un destructor con buque en mar de Japón

Por: Helwuard López



Los guardacostas japoneses y la Marina de guerra estadounidense continuaban la búsqueda el sábado por la noche de siete marinos estadounidenses desaparecidos desde el choque entre un destructor y un buque de carga filipino.

Aviones, helicópteros y barcos revisaban la zona del Pacífico en el litoral japonés, en busca de los desaparecidos luego del choque que causó daños considerables al destructor “USS Fitzgerald” y dejó varios heridos según la Marina estadounidense, entre ellos el capitán Bryce Benson, que fue evacuado.

El destructor, según imágenes difundidas, tenía muy dañado el lado de estribor y avanzaba inclinado lentamente ayudado por remolcadores hasta el puerto de Yokosuka, en la bahía de Tokio, adonde amarró el sábado por la tarde unas 16 horas después del accidente.

“Las operaciones de búsqueda y rescate que realizan aviones, helicópteros y buques estadounidenses y japoneses para dar con los siete miembros de la tripulación del ‘USS Fitzgerald’ continúan”, declaró la Marina estadounidense el sábado por la noche, agregando que sus nombres no serán divulgados hasta que sus familias sean informadas.

Inspección del destructor

Esta búsqueda necesita también un registro sistemático del destructor.

“Aunque esté de regreso en Yokosuka, no sabemos aún cuánto tiempo se necesitará para acceder a los diferentes espacios y continuar metódicamente la búsqueda de desaparecidos”, explicó la Séptima Flota en un comunicado difundido por la noche, precisando que hombres rana comenzaron a inspeccionar inmediatamente los daños y a elaborar un plan de reparación y explotación de las diferentes partes del barco.

“Pensamientos y oraciones para los marinos del ‘USS Fitzgerald’ y sus familias. Gracias a nuestros aliados japoneses por su ayuda”, tuiteó por su parte el presidente estadounidense Donald Trump.

El choque entre el “USS Fitzgerald”, de 154 metros de eslora, y el mercante “ACX Crystal”, de 222 metros de eslora y más macizo, se produjo hacia las 02H30 locales (17H30 GMT viernes), cuando el destructor se encontraba a unas 56 millas náuticas al sudoeste de la ciudad japonesa de Yokosuka, informó la Flota del Pacífico de Estados Unidos.

El tráfico marítimo es muy denso en esa región cercana a los grande puertos de Yokohoma y Tokyo.

“En el pasado hubo accidentes”, declaró el responsable de los guardacostas Yutaka Saito al canal de televisión pública NHK.

Las causas del accidente no fueron esclarecidas por el momento, pero NHK precisó que el carguero había efectuado un viraje brusco en el momento en que se produjo la colisión. Su capitán dio una versión diferente. “Navegábamos en la misma dirección que el destructor estadounidense y chocamos”, declaró a la agencia de prensa japonesa Jiji.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

‘Daños considerables’

Los guardacostas japoneses, que investigan la causa del accidente, dijeron que enviaron media docena de barcos, varios aviones y helicópteros así como un equipo de rescate a la zona. Más tarde recibieron apoyo de las fuerzas de autodefensa del país. Del lado estadounidense el destructor “USS Dewey” (DDG 105), ayuda médica y dos remolcadores fueron enviados a la zona.

Imágenes del canal de televisión japonés NHK muestran que entró agua en el destructor y que está muy dañado en estribor.

“El ‘USS Fitzgerald’ resultó dañado en su parte de estribor por encima y por debajo de su línea de flotación”, precisó la Flota del Pacífico agregando que el choque causó “daños considerables” y provocó el ingreso de agua en dos pisos donde duerme la tripulación, en una sala de máquinas y en la sala de radio.

El “USS Fitzgerald” fue botado en 1994, tiene 154 metros de eslora y cerca de 9.000 toneladas en plena carga. Su puerto de amarre está situado en la base de Yokosuka, al sur de Yokohama y Tokio, y opera en el Pacífico y en el mar de Japón.

El “ACX Crystal” es un portacontenedores de 222 metros de eslora con pabellón filipino pero operando para el gigante japonés NYK Line.

Ninguno de sus 20 miembros de la tripulación resultó herido, indicaron los guardacostas.

El carguero, cuyos daños situados en la proa parecían leves según las imágenes de la televisión japonesa, llegó a Tokio durante el día. Su tripulación es de origen filipino.

El buque había zarpado el viernes de Nagoya, en Japón, en dirección de Tokio, adonde debía llegar el sábado, según NYK.

“Vamos a cooperar con las autoridades que investigas este caso”, dijo a la AFP un portavoz de la compañía de transporte marítimo. AFP





.....