26 de Mayo 2017

Aun sitiados, Ixchiguán y Tajumulco pasan la vida “en paz”

Por: Manolo García



Con información de nuestro enviado especial Gerardo Rafael

Los pobladores de Ixchiguán y Tajumulco, amanecieron hoy invadidos de soldados del Ejército y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), en el inicio de una jornada que busca retomar el control de esos municipios.

El clima, frío, se tornó cálido por momentos, habida cuenta de que la gente se mantiene ocupada, como siempre, en sus actividades normales de comercio y agricultura.

Un día normal

A pesar de la presencia de las fuerzas de seguridad, los marquenses de la zona, caminan como en cualquier día por el parque de Tajumulco. Es día de mercado y lo único que quieren los parroquianos es vivir en paz.

Los efectivos castrenses caminan por la calle con la vista fija y las manos puestas en sus armas, que, según el jefe de la Brigada de Montaña, general Guillermo Mejía, será el último recurso a utilizar.

Pero también cruzan palabras con los vecinos que encuentran a su paso. La gente los saluda, sin más. “Para que vean que aquí queremos paz”, dice un anciano que se atraviesa la calle.

Sitiados durante 30 días

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A simple vista no se ven, pero unos mil soldados hay desplegados a lo largo y ancho de Ixchiguán y Tajumulco.

El Ministerio de la Defensa dice que otros 500 resguardan los alrededores, en la montaña, y unos 500 policías apoyan la jornada, que durará 30 días, según ratificó el Congreso.

¿La razón…? Un conflicto de límites que ha enfrentado a los pobladores de ambos municipios desde 1933 cuando fue creado el municipio de Ixchiguán. De ahí en adelante ha habido pleitos por fuentes de agua que abastecen a varias comunidades, que Ixchiguán y Tajumulco reclaman como propios, y usurpación de terrenos.

En adición, las autoridades aseguran que también la incursión del narcotráfico ha ocasionado deslices en la población. De hecho varias hectáreas de terrenos son utilizadas para el cultivo de amapola.

A principios de marzo, una persona murió y otras tres resultaron heridas en un enfrentamiento entre pobladores de las comunidades de Tuichán y Villa Real, Tajumulco. Uno de ellos era mexicano.

Mesa de diálogo

El Ministro de la Defensa, Williams Mansilla, informó a la Comisión de Defensa del Congreso, que desde ayer se instaló una mesa de diálogo para definir límites territoriales entre Ixchiguán y Tajumulco.

Además, resaltó que hasta el momento las fuerzas castrenses no han disparado sus armas. Aún así, hoy por la mañana se escucharon denotaciones de arma de fuego en aldea Tuichán que, según las autoridades fueron disparos de pobladores descontentos con sus vecinos de Ixchiguán.

La vida sigue

Mientras las autoridades de empeñan en instalar retenes para registrar vehículos y divisar mejor el ambiente, unos niños juegan a la vera del camino y otros se resguardan en sus viviendas. Al mediodía, la temperatura comienza a bajar.

Las mujeres caminan rápido con sus canastos en la cabeza, y los hombres cumplen con su trabajo.

Después del estado de sitio impuesto, la presencia del Ejército y de la Policía, en Ischiguán y Tajumulco, parece que la vida sigue igual.





.....