21 de Julio 2017

Test de inteligencia: nadie cabe en un número

Por: Maria Mérida



La interpretación de los test de inteligencia ha cambiado mucho en las últimas décadas. Frente a la tradicional clasificación de las personas según sus resultados, actualmente los psicólogos conciben la inteligencia como algo global, a lo que denominan inteligencias múltiples; una persona no es una cifra

Test de inteligencia: nadie cabe en un número

EFE/Ralf Hirschberger

El psicólogo Sergio García considera que “dejar de lado las inteligencias múltiples, que todos tenemos, puede ser desastroso” ya que “establecernos en exclusiva con un coeficiente intelectual desvirtúa lo que es la persona”. En este sentido, explica que la inteligencia es el resultado de la combinación de las habilidades emocionales, sociales y académicas, y que cuando las dos primeras funcionan, inciden positivamente en la inteligencia práctica de la persona (la que se mide con los test de inteligencia).

WISC y WAIS: los reyes de los test de inteligencia

Los test de inteligencia son pruebas con diferentes escalas o preguntas que miden las capacidades relacionadas con la comprensión, la memoria o la rapidez ante los estímulos, y aportan un resultado cuantitativo. Pese a que hay distintos tipos, los más utilizados, a los que Sergio García denomina test reyes, son el WISC (Wechsler Intelligence Scale for Children), para medir la inteligencia de los niños, y el WAIS (Wechsler Adult Intelligence Scale), para adultos.

Aunque los test de inteligencia no ayudan a conocer todas las capacidades del individuo, sirven para orientar a los psicólogos sobre la situación de una persona. Si el resultado del examen es normal (entre 90 y 110) no existe un problema intelectivo: “cuando no tiene que ver con la inteligencia, se trata de otra cuestión. Ahí es donde entra la inteligencia emocional”.

El psicólogo reconoce que estos test resultan muy controvertidos dado que someter a una persona a esta prueba suele implicar cuestionar su inteligencia, aunque afirma que con los niños lo hacen “de forma muy directa, como si no pasase nada”. Estos test suelen plantearse en los colegios y derivarse a los gabinetes por la ausencia de tiempo y recursos de los centros para llevarlas a cabo.





.....