Nota de EU89.7

Obispos del Istmo piden fortalecer la democracia ante débiles instituciones

Los obispos aseguraron que la juventud de la región vive en una sociedad donde lo trascendente está “diluido y sienten vacíos”.

Tegucigalpa – Los obispos de Centroamérica destacaron hoy en Honduras que las instituciones de la región “siguen siendo débiles”, y esperan un fortalecimiento de la democracia que favorezca “a los más pobres y excluidos”.

Así lo expresó en un comunicado el Secretariado Episcopal de América Central, que está integrado por los obispos presidentes de las conferencias episcopales de Centroamérica, quienes están reunidos en Valle de Ángeles, un pintoresco pueblo cercano a Tegucigalpa.

“Constatamos la necesidad urgente de la formación política de cristianos que actúen con los valores del evangelio en el cambio de la realidad”, señalaron los obispos centroamericanos.

La juventud y sus desafíos

Además, indicaron que los jóvenes centroamericanos enfrentan desafíos del impacto del “cambio tecnológico en la comunicación, las migraciones forzadas, la carencia de oportunidades de desarrollo personal, la imposición de la ideología de género”.

Asimismo, enfrentan el desaliento y las consecuencias que producen “la corrupción fuerte y extendida en la sociedad”, por lo que considera que “el futuro es incierto, generando debilidad, zozobra, inseguridad y soledad”.

Los obispos aseguraron que la juventud de la región vive en una sociedad donde lo trascendente está “diluido y sienten vacíos”, por lo que se comprometieron a hacer suyas las orientaciones del reciente Sínodo, celebrado en Roma, de “escuchar, caminar y formar a los jóvenes”.

Reconocen que algunos jóvenes muestran “interés en participación y protagonismo en el campo de lo político y en una situación centroamericana marcada también por las dificultades y la incertidumbre”.

Derecho humano al agua

Los obispos también piden que se promueva el derecho humano al agua, el cual consideran debe ser “respetado a toda persona” y “ninguna explotación de los recursos hídricos puede menoscabar ese derecho”.

Además, señalan que “han causado y causan conflictividades” la explotación de los recursos naturales por parte de empresas trasnacionales “con el visto bueno de las autoridades, y que no respetan la sostenibilidad del desarrollo, la inclusión de las poblaciones afectadas y el bien común de la Nación”.

Ante ello, los obispos dijeron que apoyan “la iniciativa eclesial de la organización de la Red Mesoamericana. El compromiso por el cuidado de la naturaleza es parte también de nuestra opción de fe que nos pide fortalecer la responsabilidad común”.

Además, expresaron su apoyo a la Red Eclesial Latinoamericana y Caribeña de Migración, Desplazamiento, Refugio y Trata de Personas (CLAMOR).

Con información de agencia EFE