Nota de EU89.7

Presidente turco reúne a dirigentes del mundo musulmán para condenar a Israel

El gobernante turco condena las decenas de muertes en las protestas de Gaza

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que fustigó a Israel por las decenas de muertos en las protestas en Gaza, recibe este viernes a los dirigentes del mundo musulmán para condenar al Estado hebreo en una cumbre de la que se esperan pocas medidas concretas.

Esta “cumbre extraordinaria” de la Organización de Cooperación Islámica (OCI) tendrá lugar bajo la presidencia de Erdogan en Istanbul, donde por la tarde está convocada una gran manifestación popular de apoyo a los palestinos.

Críticas

Erdogan que ha expresado críticas extremadamente virulentas hacia Israel después de la muerte el lunes de casi 60 palestinos abatidos por balas cuando se manifestaban en Gaza, dijo que espera que la OCI envíe “un mensaje muy fuerte” en la reunión en Estambul.

Turquía ejerce actualmente la presidencia de esta organización, que ya se había reunido en diciembre a pedido de Erdogan para condenar la decisión de su homólogo estadounidense, Donald Trump, de transferir la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén.

Las muertes en Gaza tuvieron lugar cuando miles de palestinos se manifestaban cerca de la frontera el día de la inauguración de la nueva embajada en Jerusalén.

Apoyo a la causa palestina

Erdogan, que proviene de una corriente islamista conservadora, se posiciona como un firme apoyo de la causa palestina y no esconde su simpatía por el movimiento islamista palestino Hamas, que gobierna la Franja de Gaza y es la bestia negra de las autoridades israelíes.

Este discurso encuentra un eco en el electorado tradicional que apoya a Edorgan, candidato en las elecciones anticipadas del 24 de junio, y le ha permitido hacerse con una cierta popularidad en el mundo árabe.

“Si el silencio en torno a la tiranía israelí continúa, el mundo se hundirá rápidamente en un caos donde los bandidos dictarán su ley”, dijo Erdogan el miércoles.

– Divisiones –

En Ginebra el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra’ad Al Hussein, afirmó este viernes que la respuesta de Israel a las manifestaciones palestinas en Gaza fue “totalmente desproporcionada”, y pidió una investigación independiente.

Los ministros de Exteriores de los países de la OCI se reunieron el viernes por la mañana en Estambul para preparar la cumbre.

“Debemos dar la respuesta más firme posible(..) al crimen contra la humanidad cometido por Israel”, dijo ante sus colegas el ministro turco, Mevlut Cavusoglu.

Dijo estar “contrariado” de que algunos países miembros de la OCI, que no nombró, no aporten el apoyo deseable a los palestinos, frente a Israel.

La reunión de Estambul se produce cuando el mundo musulmán está minado por divisiones y rivalidades que hacen poco probable la instauración de cualquier medida concreta contra Israel.

No lo ven con buenos ojos

Arabia Saudita y sus aliados del Golfo así como Egipto, no ven con buenos ojos el apoyo de la Turquía de Erdogan a movimientos como los Hermanos Musulmanes o Hamas.

Riad y sus aliados, que parecen haber atenuado sus posturas hacia Israel, serían más bien reticentes a adherir a cualquier acción que pudiera molestar a Washington, de quien esperan un apoyo para frenar a Irán, una potencia chiita que ven como la principal amenaza en la región.

El presidente palestino, Mahmud Abas, que fue operado del oído la semana pasada, no asistirá a la reunión. En su representación acudirá el primer ministro, Rami Hamdalá.

Entre los jefes de Estado que tienen previsto asistir, figuran el rey Abdalá de Jordania, el presidente, sudanés Omar al Bashir, y los emires de Catar y de Kuwait.

La reunión coincide con un momento en el que Turquía e Israel intercambian insultos y sanciones diplomáticas desde que comenzaron los incidentes en Gaza.

El embajador de Israel en Turquía, Eitan Naeh, tuvo que salir del país el miércoles a pedido de las autoridades de Ankara.

En sus discursos, Erdogan lanzó críticas vehementes al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmando que dirige un “Estado de apartheid” y tiene “sangre” palestina en las manos.

Netanyahu replicó afirmando que no iba a recibir “lecciones de moral” de un dirigente que “comprende perfectamente lo que es el terrorismo y las masacres”.

Además de la cumbre de la OCI, Erdogan tiene previsto hablar ante una manifestación convocada bajo el lema “¡Alto a la opresión!”.