25 de Marzo 2017

Blanca Stalling estaba esperando que una mano la librara


Redacción Emisoras Unidas

Marco Antonio Garavito, director de la Liga Guatemalteca de Higiene Mental estuvo participando en nuestro programa A Primera Hora y analizó el comportamiento de la magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), al momento de ser capturada.

Según  él, la personalidad de los seres humanos no responde de manera casual, sino que es producto de una construcción “de nuestra familia y de nuestra historia”.

En otras palabras: “La primera se refiera a una situación individual, de una naturaleza muy propia; unas personas son reactivas, otras extrovertidas o unas más, tímidas”.

“La otra, es el ambiente social en el que cada persona se construye desde muy pequeña”, agrega Garavito.

“La magistrada, escondida tras su peluca, mantenía la esperanza de que sus vínculos con el poder la iban a salvar. Ella está esperando que una mano la libre. Es como, haciendo tiempo, se gana”, concluye el experto

Un resumen de la participación de Garavito:

 

 

El caso de la magistrada Blanca Stalling:

  • ¿Cuál ha sido su historia, sus vínculos como persona? Eso le da un claro sentido a sus acciones.
  • Cuando llega a la magistratura, es un ser vinculado a sectores de poder. Su vida está construida así.
  • Eso va generando determinadas actuaciones que no sabe manejar: la capacidad intelectual (que no es la profesional) y el manejo emocional.
  • En ese juego, ella empieza a perder de vista donde está y por qué está en ese sitio.
  • Es el llamado Síndrome de Hybris: Su reacción rebasa su capacidad de aceptar su función como magistrada, cree que es intocable. No entiende la dimensión de lo que está viviendo.
  • Pierde el control racional; ahora es más emocional.
  • Cuando es capturada y declara, en un estado muy emocionado, dice cosas que no hay que dejar por un lado: Esta corte está cooptada, eso es preocupante.
  • Es como dicen: “Los niños, los bolos ya hora las magistradas, siempre dicen la verdad”.
  • Su reacción emocional le hace decir cosas que van más allá de lo que está diciendo.
  • ¿Por qué la pistola? ¿Cuál es la necesidad de que una magistrada de portar un arma, con tanta seguridad que lleva?
  • El arma es un símbolo de poder, pero nadie la iba a atacar. Es parte de su atuendo, como el pinta labios.

 

  • Los ciudadanos estamos cansados de un sistema social que nos ha provocado muchísimo grado de frustración. El problema es que esta frustración se traduce en agresividad y violencia.
  • ¿Por qué somos violentos? Porque somos una sociedad terriblemente frustrada en muchos ámbitos de la vida. Tenemos una frustración en la vida política terrible.


Galería

1 de 1




Notas Relacionadas

Ir a archivo



Lo más popular