22 de Julio 2017

Botín Registro: Juicio tiene tinte político por ser los sindicados que son

Por: Manolo García



La Sala Tercera de Apelaciones resolvió ayer que Samuel Morales, hermano del presidente Jimmy Morales, deberá enfrentar juicio por el delito de lavado de dinero, en el caso Botín Registro de la Propiedad, que se le sigue junto al hijo del mandatario José Manuel Morales Marroquín.

Alrededor del tema se generan una serie de cuestionamientos que van desde por qué el delito de lavado de dinero, si puede leerse la resolución como un revés judicial para Sammy Morales y qué procede penalmente, y si se presentará algún recurso para evitar que sea llevado a juicio.

Pero, además;

  • ¿Qué contempla el delito de lavado de dinero?
  • ¿Qué lectura puede darse que al hermano del Presidente lo señalen de lavado de dinero?
  • ¿Es un fallo judicial o es político?

Para analizar este tema, en el programa A Primera Hora participaron Carlos Luna Villacorta, exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad y exdecano de la Universidad Rafael Landívar, y Rodolfo Pérez Trabanino, abogado penalista.

Por la vía telefónica participaron Óscar Poroj, abogado defensor de Sammy Morales, y Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci)

Todos esperan que el proceso se desarrolle apegado a derecho, pero también coinciden en que el mismo tiene cierto tinte político por los personajes que se encuentran procesados.

 

Juan Francisco Sandoval

¿Por qué lavado de dinero?

El MP, tomando en consideración los presupuestos que establece el delito de lavado de dinero y otros activos, el cual establece que comete ese delito quien realiza transacciones financieras con recursos, de los cuales tiene conocimiento que proceden de origen ilícito. Es una situación discutida en tribunales, que seguirá discutiéndose en tribunales.

Esta persona recibió recursos que sabía que venían de movimientos ilícitos, los hizo circular en sus cuentas y finalmente los envió a la persona del hecho señalado.

Deberá discutirse el fallo

La resolución de la sala es que deberán discutirse esos hechos en debate oral y público para tener una certeza de qué fue lo que ocurrió, y los delitos que determine el Tribunal de Sentencia.

El artículo 2 de la Ley de Lavado establece distintas modalidades para blanquear recursos; entre estos se encuentra el sistema financiero para circular recursos que se sabe que son de procedencia ilícita.

Una de las funciones del MP es el estricto cumplimiento de las leyes. Debemos cumplir con esa misión. Nuestro trabajo es jurídico. Hemos tenido actuaciones muy criticadas por la sociedad, porque en los medios se ha reflejado las actuaciones en las audiencia.

¿El caso de Sammy Morales es político?

No es político. Cuando el año pasado operativizamos el proceso del Registro de la Propiedad, era el caso más pequeño. La cuestión es que la investigación fue encaminando elementos que hacían ostensible hacer señalamientos a las personas que están involucradas. Nunca fue la intensión buscar nombres que ligaran al presidente Jimmy Morales.

La fiscalía ha actuado responsablemente. La cuestión es por las personas que están involucradas, se publicitan de manera desmesurada.

Óscar Poroj

¿Cómo ve el caso de su defendido?

La ley dice que no se puede juzgar a una persona dos veces por el mismo hecho. La judicatura da la razón del hecho prejuzgado por el delito de fraude, pero no por los dos: fraude y lavado de dinero.

La Sala dio otra interpretación. Esto seguirá discutido en tribunales y ahí se demostrará que no le asiste la razón a la Sala.

Sammy Morales dijo que es un revés judicial en su contra…

No recuerdo que hubiera dicho eso, pero en todo caso los magistrados consideraron ese fallo.

Al final, lo que buscamos nosotros los abogados es que los juicios sean apegados a derecho, no políticos ni basados en publicidad. Esperamos que conforme siga pasando el tiempo al final le dé la razón al derecho.

¿Este es un caso político?

Hay bastante de carácter político en este sentido, por las cuestiones de publicidad en toda Guatemala, pero no es el primer caso. Lo que es cierto es mucho más mediático porque lamentablemente se ve inmerso el hermano e hijo del Presidente. Por eso hay mucha más presión social.

En Guatemala estamos buscando más vendetas de carácter político que juicios de derecho. Lo que se espera es que prime el derecho.

Rodolfo Pérez Trabanino

¿Esto es político o jurídico?

Hay que aclarar, en principio, que no hago una defensa oficiosa del caso, sino que sólo emito una opinión.

En este caso, le asiste más la razón a la defensa que a la Fiscalía. Hay un principio una conducta de que un hecho no puede ser juzgado de diferente forma. O es fraude o es lavado. El MP está haciendo una interpretación extensiva del caso y ha inflado los hechos.

No solo no es un fraude continuado, que tiene otra interpretación, sino que no hay lavado en este caso. No todo el manejo de un delito puede tratarse como lavado. El encubrimiento que se hace del dinero ilícito para darle apariencia de legal. Eso es otra cosa. En este caso no hubo beneficio personal.

Este no es un juicio político porque los medios lo hayan llevado a la gente, sino porque la respuesta del MP ha sido muy politizada.

Hubo un negocio fraudulento con recursos del Estado…

Pero no todos cometieron el delito de fraude, no todos hicieron lo mismo. No todos tenían que caer en el mismo delito. Algunos por incumplimiento de deberes, otros por abuso de autoridad, quizá defraudación tributaria… algunos fueron autores otros cómplices. El MP tuvo que haber agotado la responsabilidad penal de cada uno.

La responsabilidad penal es personalísima. Aquí hay una acusación muy inflada. Sobre todo en el caso de fraude continuado.

Esto pasó por las manos de la Fiscal. Las decisiones salieron de ahí. Las condenas que se plantean son enormes para el delito que se plantea.

El caso de Sammy Morales, la condena por un fraude continuado sería de 6 años y medio. Por lavado otros 6 años. Estamos hablando de 12 a 13 años de prisión inconmutables además, por haber dado una factura. Y el hijo del Presidente podría ser condenado a 6 años y medio.

Carlos Luna Villacorta

No hay que perder de vista que este es un caso especial porque está siendo vigilado por las redes sociales, por los noticieros, por periódicos… por todo el mundo.

Agregado a lo jurídico, es un tema político porque se trata del hermano del presidente Jimmy Morales. Todo será muy observado. Podría haber esos delitos. Este es un problema porque hará que el proceso sea más lento. Que prime el derecho de la justicia.

Es muy difícil quitarle el elemento político. El MP, la defensa hace su trabajo, pero es un caso con mayor cobertura, por tratarse de las personas que son.

Lo que se espera es que el hijo y el hermano del presidente tengan la justicia que deban tener. Ahora tendrán que presentar amparos para revisar lo que la Sala resolvió.

¿Hubo corrupción?

Aparenta que sí, por supuesto que hay que probarlo. La tipificación de los delitos va encaminada a demostrar que hubo corrupción. Hay que ver qué grado de participación tuvo cada uno de los involucrados en el caso. Lo que es cierto es que hay que tener mucho cuidado para tipificar los delitos de cada uno de los involucrados.

¿Hay enfrentamiento entre el MP y la Presidencia?

No. Tenemos que seguir confiando en que seguirá primando el derecho. El asunto es que apareció el hijo y el hermano del Presidente en la acusación. No hay que tomarlo con enfrentamiento. Debe respetarse las garantías de todas las personas y que al final prevalezca el derecho.

La defensa sabrá qué medios tiene a su alcance y tener presente en qué debe incurrir y en qué no para no caer en un desgaste jurídico y político.

No creo que el MP hubiera ido intencionalmente buscar qué encontraba en estas personas. El Presidente es papá y está molesto, esto es humanamente normal.

Escuche nuevamente el programa: ▼





.....