Nota de EU89.7

¿ Sabes cuánto de lo que comes tiene plástico ?

Los peores augurios sobre el efecto del plástico en la salud de los seres humanos – que ya se hayan introducido en nuestra cadena alimenticia – van camino de cumplirse después de que un estudio piloto haya concluido que ya existen micropartículas de este nocivo material en los intestinos de las personas. El experimento fue …

Continuar leyendo “¿ Sabes cuánto de lo que comes tiene plástico ?”

Los peores augurios sobre el efecto del plástico en la salud de los seres humanos – que ya se hayan introducido en nuestra cadena alimenticia – van camino de cumplirse después de que un estudio piloto haya concluido que ya existen micropartículas de este nocivo material en los intestinos de las personas.

El experimento fue conducido por la Universidad de Viena y analizó muestras de heces de ocho ciudadanos de países como Reino Unido, Italia, Rusia, Finlandia, Polonia, Países Bajos, Japón y Austria. Los resultados indicaron que los excrementos analizados contenían partículas de policloruro de vinilo (PVC), polipropileno, tereftalato de polietileno (PET) y nueve diferentes tipos de plásticos diferentes.

Según el responsable del estudio, el gastroenterólogo y hepatólogo Philipp Schwabl, los resultados son alarmantes y es necesario cambiar los hábitos sobre el uso del plástico en el día a día de nuestras vidas.

“Es el primer estudio de este tipo y confirma lo que veníamos sospechando desde hace tiempo, que los plásticos acaban llegando al intestino”, afirmó en una nota de prensa el investigador de la Universidad Médica de Viena. “Aunque en estudios en animales la mayor concentración de plásticos se ha localizado en el intestino, las partículas de microplástico más pequeñas pueden entrar en el torrente sanguíneo, el sistema linfático e incluso alcanzar el hígado”, añadió.

La investigación se llevó a cabo en pocos casos, pero lo que hizo que la luz roja parpadease fue la diversidad de las personas analizadas, las cuales provenían de países muy dispares. Aquellos que formaron parte del estudio debían consumir su dieta habitual, aunque era necesario que anotaran todo aquello que ingerían, si era fresco o el tipo de envase que contenía los alimentos. Durante ese tiempo, investigadores tomaron muestras de sus heces.

Encontraron nueve de los 11 plásticos buscados y los más comunes fueron el propileno, que se puede encontrar en los envases de los productos lácteos y jugos; y el PET, del que están hechas la mayoría de las botellas de plástico. Según el escrito de la Universidad de Viena, la longitud de las partículas osciló entre las 50 y las 500 micras. Los investigadores también encontraron 20 microplásticos de media por cada 10 gramos de heces analizados.

Fuente: https://es-us.noticias.yahoo.com