Nota de EU89.7

¿Sientes que los problemas en tu relación no tienen solución?

La verdad es que hay muchas razones por las que puedes terminar con tu pareja, aunque todavía haya cariño entre ustedes. A veces surgen problemas, como las peleas o la falta de atención, que hacen imposible seguir juntos. Estos son algunos de los problemas que no siempre tienen solución.

La verdad es que hay muchas razones por las que puedes terminar con tu pareja, aunque todavía haya cariño entre ustedes. A veces surgen problemas, como las peleas o la falta de atención, que hacen imposible seguir juntos. Estos son algunos de los problemas que no siempre tienen solución.

¡Señales de que pueden terminar!

#1 No hay comunicación

En una relación se necesita estar en constante comunicación para poder resolver los problemas. Si no hablan de ellos no van a poder solucionarlos.

 

#2 Falta de compromiso

Si tú consideras que es una relación seria, pero la otra persona no se imagina contigo a largo plazo, entonces no valdrá la pena esforzarse.

#3 A veces piensas en terminar

Aunque amas a tu pareja, a veces piensas que lo mejor sería terminar la relación, pues hay cosas dentro de ella que te hacen infeliz.

#4 Incompatibilidad

¿Esperas que tu pareja cambie para que por fin puedan ser felices? Es casi seguro que esto no ocurra, si tu pareja no tiene intención de transformarse.

#5 Falta de apoyo

Si no puedes apoyar a la persona que amas cuando está deprimida o cansada, estás comunicando que no vale la pena dedicarle tiempo y energía.

#6 Tus amigos no soportan a tu pareja

Si tus amigos y familia no toleran a tu pareja, puede existir un problema de celos y control de parte de ésta. ¿Has sentido que limita tu libertad? Y pueden existir miles de señales más pero una de las más importantes es que si no hay objetivos en común…

#7 No hay objetivos en común

Si sientes que sólo están juntos por costumbre, pero realmente no comparten ningún plan a mediano o largo plazo, quizás es un signo de que deben terminar.

Lo más importante es detenerte a pensar si las cosas con tu pareja en realidad pueden funcionar o todo marcha para atrás. Que estas señales te sirvan para darte cuenta si vale la pena continuar.