Nota de EU89.7

Estado de salud de tetrapléjico símbolo de la petición de eutanasia 

Su esposa aboga porque sea desconectado, mientras que sus padres quieren mantenerlo con vida.

“El estado vegetativo crónico” de Vincent Lambert, un francés de 42 años ingresado en un hospital del norte de Francia desde hace diez años, fue confirmado como “irreversible” por expertos designados por la justicia, según un informe al que tuvo acceso la AFP este miércoles.

Los expertos, nombrados por el tribunal administrativo de Châlons-en-Champagne, debían dirimir acerca del estado del paciente desde 2014, cuando se llevó a cabo la última evaluación pericial oficial, antes de que eventualmente se active el procedimiento para interrumpir sus cuidados, tal y como desea el Hospital Universitario de Reims, donde está ingresado.

“Vincent Lambert está en una situación de impotencia funcional total a causa de las lesiones encefálicas irreversibles de las que fue víctima en 2008, es decir […] diez años”, concluyeron los tres expertos en su informe, que lleva fecha de 18 de noviembre.

Médicos dan más detalles

Su estado de salud se traduce por “la limitación extrema o total de sus capacidades de acceso a la consciencia, de comunicación, de motricidad, de expresión de su personalidad, de alteración irreversible de su imagen, lo que le afecta hasta un punto que no es aceptable ni para él ni para su esposa y tutora”, Rachel Lambert, añadieron.

Vincent Lambert, exenfermero de salud mental, sufre de lesiones cerebrales irreversibles tras un accidente de moto en septiembre de 2008.

Cinco años después, empezó una batalla judicial en torno a si era o no adecuado mantenerlo con vida entre sus allegados, enfrentados por valores contrarios.

Vincent Lambert antes del accidente

Sus médicos, de acuerdo con su esposa, decidieron parar los tratamientos en dos ocasiones, en enero de 2014 y en julio de 2015, pero los padres de Vincent lo impidieron en ambos casos.

La eutanasia es oficialmente legal solamente en tres países de Europa (Holanda, Bélgica y Luxemburgo), pero otros autorizan o toleran una forma de ayuda a morir, en particular Suiza, que ha legalizado el suicidio asistido.

Con información de AFP.