Nota de EU89.7

Thelma Aldana e Iván Velásquez denuncian corrupción en Guatemala en el Nobel Alternativo

El presidente Jimmy Morales, anunció el 31 de agosto que no renovaría el mandato de la CICIG, que vence en diez meses.

Copenhague – La ex fiscal general Thelma Aldana y el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, denunciaron la corrupción existente en el país al recibir hoy en Estocolmo el Nobel Alternativo, otorgado por la fundación Right Livelihood Award.

Aldana y Velásquez, ganadores del premio honorífico sin dotación económica, atacaron lo que creen un mal arraigado en el Estado y defendieron la labor que los ha enfrentado a las autoridades.

“La corrupción es un delito contra la humanidad, contra la dignidad humana, que se ha podido desarrollar en Guatemala porque el Estado se convirtió en botín de los poderosos de todas las especies y perdió su norte, si alguna vez lo tuvo, de generador del bienestar colectivo”, afirmó en su discurso Velásquez.

https://twitter.com/CICIGgt/status/1044120779061891072

Empresarios gastan millones en sobornos

El abogado colombiano denunció los “millones de dólares” en sobornos de empresarios a funcionarios en un país donde casi el 5 % de menores de 5 años sufren desnutrición crónica, mientras Aldana criticó la “discriminación estructural, legal e institucional” y el acceso limitado de la población a los servicios básicos.

La CICIG, creada por la ONU en 2007 a petición de Guatemala, y la Fiscalía han impulsado “una lucha contra la corrupción y la impunidad sin precedentes en la historia del país”, aseguró Aldana.

La ex fiscal defendió que ambos organismos han revelado las redes políticas y económicas ilegales “incrustadas en el Estado” y demostrado que las instituciones públicas pueden funcionar para todos, no solo para “los que cuentan con el favor y protección de los políticos” o pertenecen a los grupos de poder.

Jimmy Morales no renovará el mandato de Cicig

El presidente Jimmy Morales, anunció el 31 de agosto que no renovaría el mandato de la CICIG, que vence en diez meses, y la acusó de ser una estructura paralela, además de prohibir días después el regreso al país de Velásquez por considerarlo una amenaza para la seguridad nacional.

Tanto Velásquez como Aldana aludieron a las “agresivas campañas de desinformación, desprestigio y difamación” y amenazas impulsadas por “los poderosos”, aunque elogiaron también el compromiso de la población contra la corrupción y la impunidad.

Con información de agencia EFE