Nota de EU89.7

Tradiciones: guatemaltecos se preparan para visitar a sus difuntos

Conozca la historia de “Los Lochito”, la pareja de esposas que lleva 40 años haciendo limpieza en los mausoleos del Cementerio General.

A cuatro días de que los guatemaltecos conmemoren el Día de los Santos Difuntos, los comerciantes tienen grandes expectativas sobre la venta de arreglos florales, coronas de flores, y todo lo que ellos fabrican en el mercado de Flores, ubicado en la zona 3 Capital.

Consultados los fabricadores de arreglos florales explicaron que que se ha mantenido la afluencia de personas quienes buscan adquirir sus productos.

Agregan que, los precios previo al día 1 de noviembre se mantienen bajos, pero no descartan que puedan incrementar en los próximos días.

Tradiciones: entrevistas con fabricadores de arreglos florales 

Don Oscar, uno de los fabricantes de arreglos florales señaló que los precios van desde los Q75 hasta Q150, dependiente el tamaño y de qué tipo de flor se haga.

Asimismo, se comentó que para ese 1 de noviembre los productos expuestos en el mercado de Flores incremente de Q10 a Q25 por unidad.

 

Visita en el cementerio General

Muchos guatemaltecos aprovecharon este domingo para ir a visitar a sus difuntos y aprovechar a lavar los mausoleos y adornarlos con flores. Esto para evitar ir el 1 de noviembre donde dicho cementerio acoge a miles de visitantes.

Esposo “”Los Lochitos” con más de 40 años de limpiar tumbas

Así son conocidos cariñosamente don Eulogio Sánchez y doña Julia Mercedes Acevedo, de 83 y 63 años de edad respectivamente.

Ambos comentaron a Emisoras Unidas que llevan más de 40 años trabajando en el cementerio General haciendo limpieza y lavado de mausoleos, así como la colocación de flores.

Ellos le dan mantenimiento a las tumbas cada mes.

“Los Lochitos” señalan que el servicio de limpieza es variado, y van desde los Q10 a Q50, dependiendo el trabajo que pidan los visitantes.


Doña Julia afirma que su esposo, “Locho” en los últimos meses ha estado enfermo y cada día que terminan trabajando juntos le piden a Dios para que el día siguiente llegue para continuar con su labor.

Por la enfermedad de “Locho”, Julia es la que realiza la mayor parte del trabajo, dijo la entrevistada.

Con información de los periodistas Alexander Valdéz y Juan Carlos Chanta