Nota de EU89.7
Jefe del Pentágono dice que acuerdo nuclear con Irán es de interés de EEUU

Jim Mattis el jefe del Pentágono

El acuerdo nuclear iraní es de interés de Estados Unidos, dijo el martes el jefe del Pentágono, Jim Mattis, al parecer contradiciendo al presidente Donald Trump, quien aseveró días atrás que el pacto es “una vergüenza” para su país.

Preguntado en una audiencia ante una comisión del Senado “¿Cree usted que ahora es nuestro interés nacional permanecer en el acuerdo nuclear con Irán?”, Mattis respondió: “Sí, senador”.

“Si podemos confirmar que Irán respeta el acuerdo, si podemos concluir que está en nuestro interés, entonces ciertamente debemos mantenerlo”, indicó.

La ley obliga al presidente estadounidense informar al Congreso, cada 90 días, si Irán respeta el acuerdo y si el levantamiento de las sanciones esta en el interés nacional de Estados Unidos.

Hasta el momento, Trump ha “certificado” el acuerdo, pero ha dicho que el 15 de octubre será un plazo crucial.

Irán y los otros signatarios (China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) defienden el acuerdo histórico alcanzado en 2015 para garantizar el carácter pacífico del programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de sanciones.

En su discurso en septiembre frente a la Asamblea General de la ONU, Trump dijo que el acuerdo era una “vergüenza” para Estados Unidos y uno de los “peores” alcanzado por Washington.

Incluso dijo que había tomado una decisión sobre si certificaría o no el acuerdo el 15 de octubre, aunque no la reveló.

– Riesgos –

Aunque los mensajes de las últimas semanas de su gobierno sugieren una posible “no certificación”, varios altos funcionarios, al igual que observadores hostiles al acuerdo, han argumentado que la decisión de no “certificar” no significaría ni el retiro de Estados Unidos, ni el final del pacto.

En caso de “no certificación”, la ley otorga al Congreso 60 días para decidir si vuelve a imponer las sanciones levantadas en 2015. Durante ese lapso Washington, podría conseguir el compromiso de sus pares europeos para reabrir las negociaciones con Teherán.

De esa manera, se abriría una fase de alto riesgo: Irán podría considerar una “no certificación” como un desafío al acuerdo y decidir retomar las actividades nucleares prohibidas. Y una reimposición de sanciones por el Congreso sería considerada, según varios diplomáticos europeos, como el fin de la política del pacto.

Sobre todo si Teherán y los otros signatarios no quieren renegociar al texto, aunque el presidente francés Emmanuel Macron dijo recientemente que se podría intentar añadir “dos o tres pilares” para llegar a un compromiso con Donald Trump.

Los estadounidenses critican varios puntos del acuerdo, entre ellos ciertas restricciones a las actividades nucleares de Irán que disminuirán progresivamente a partir de 2025.

Reclaman también que la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), que ha certificado constantemente que Teherán cumple con sus compromisos, realice inspecciones más amplias, extendiéndose a varios sitios militares.

Además, Estados Unidos considera que Irán viola el espíritu del acuerdo con el desarrollo paralelo de su programa balístico y su papel “desestabilizador” en Medio Oriente, especialmente en Siria, Líbano y Yemen.

Con información de la agencia: AFP