Nota de EU89.7
Piden en EEUU el final de la ley fronteriza de separación familiar

Según autoridades del Departamento de Salud y Servicios Humanos, el Gobierno ha perdido el rastro de 1.475 menores

Con información de la agencia de noticias: EFE

Desalentados por los 1 mil 500 niños que aún no han sido localizados y el creciente número de familias separadas en la frontera con México, este viernes 1 de junio la comunidad inmigrante de Estados Unidos organizará movilizaciones en todo el país para exigir el fin de las acciones que han provocado estas situaciones.

La empresa MomRising, junto a otras asociaciones en favor de los derechos humanos, se manifestarán en diferentes puntos del país para reclamar al gobierno la cancelación inmediata de estas medidas que han categorizado como “atroces”.

“Nuestro tiempo es ahora, las políticas de inmigración sobre la separación a propósito de niños son devastadoras, no podemos permitirlo, va contra los derechos humanos”, expresó la directora ejecutiva de MomRising, Kristin Rowe-Finkbeiner.

Por el contrario, según Kirstjen Nielsen, secretaria de Seguridad Nacional, la nueva política que permite separar a los niños y padres que llegan ilegalmente a la frontera surgió como consecuencia directa de la política conocida como “atrapar y liberar” impuesta por los demócratas en la pasada administración.

La mandataria agregó que para el actual Gobierno es una decisión “muy dura” de afrontar.

Según autoridades del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés), el Gobierno ha perdido el rastro de 1.475 menores que habían sido separados de sus familias en la frontera y entregados a familias de acogida por HHS.

Ante estas acusaciones, algunos miembros de la Casa Blanca niegan que los menores se encuentren desaparecidos.

Sin embargo, Martiza, inmigrante procedente de El Salvador y madre de cuatro hijas, denunció que ha pasado más de un mes desde que cruzaron la frontera y aún desconoce el paradero y el estado de salud de su hija mayor.

La mujer explicó que al llegar a la frontera son tratados como “animales” y los separan de sus hijos, especialmente si estos tienen 18 años o más.

En ciudades como Nueva York, Washington DC, Miami y San Antonio, el movimiento “Acción Nacional para las Familias Unidas” tiene previsto, para el 31 de mayo y 1 de junio, realizar varias acciones que demuestren la inconformidad del pueblo contra “los abusos hacia las familias inmigrantes”.

Con información de la agencia de noticias: EFE/Gabriela Batres