Nota de EU89.7

Según EFE, comisionado CICIG pide a EE.UU. “forzar” un Estado de Derecho en Guatemala

Es un “principio de una fractura, de un rompimiento constitucional, que puede traer consecuencias realmente graves para la democracia”, señala Velásquez.

Estados Unidos debería ver que la “debilidad” institucional de Guatemala le afecta directamente y por ello el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG), el abogado colombiano Iván Velásquez, le pidió este lunes “forzar” la existencia de un verdadero Estado de Derecho en el país, según cita la agencia EFE.

“Estados Unidos tiene una gran influencia sobre Guatemala, la ha tenido tradicionalmente”, proclamó Velásquez durante una conferencia impartida en la Universidad estadounidense de Yale.

Dijo que el país norteamericano podría tomar “acciones diplomáticas o económicas que puedan implementarse o desarrollarse para forzar a que exista un verdadero compromiso con el desarrollo del Estado de Derecho”.

EFE: Iván Velásquez también pide a Estados Unidos “acciones directas de entendimiento”

El titular de la Comisión, que está fuera de Guatemala desde que el Gobierno le prohibió la entrada el pasado septiembre argumentando que era un peligro para las seguridad nacional, dijo que Estados Unidos también podría ejercer “acciones directas de entendimiento (…) de que una situación de esta naturaleza es insostenible en el mediano plazo”.

A pesar de que la Corte de Constitucionalidad ha amparado a activistas, abogados y entidades como la Procuraduría de los Derechos Humanos para evitar que el Gobierno concrete la salida anticipada de la CICIG, anunciada el 7 de enero pasado, el Gobierno no ha desistido en su esfuerzo para terminar con la entidad.

Cuando el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, expuso que la CICIG debía abandonar el país, la señaló de haber “violado” las leyes nacionales e internacionales y de haberse extralimitado en sus funciones.

Precisamente el jefe de la Comisión hizo mencionó esta situación y aseguró que la actitud del Gobierno de Guatemala, que “se niega a acatar las decisiones” del máximo tribunal del país, son un “principio de una fractura, de un rompimiento constitucional, que puede traer consecuencias realmente graves para la democracia”.

Cuestionado por los asistentes sobre la posición de Estados Unidos con respecto a la CICIG, Velásquez insistió en que el país centroamericano hay una “débil institucionalidad”, un “fuerte deterioro” del sistema de Justicia y una “abismal desigualdad” que sigue creciendo.

Lea más aquí  ► Envían carta abierta a Fiscal General para investigar a funcionarios que incurrieron en delito de desobediencia

Esto provoca oleadas de migrantes y que el narcotráfico siga operando a su antojo, pues el Departamento de Estado de EE.UU. dijo que en 2017 transitaron por Guatemala 1.400 toneladas de cocaína y según el Ministerio de Interior guatemalteco se incautaron 13,6 toneladas, menos del 1 por ciento.

“Todo esto sería suficiente para que llamara la atención fuertemente porque propicia dos hechos que afectan en realidad a los Estados Unidos de manera directa: la migración y el tráfico de drogas”, proclamó, y agregó que la mayor parte de los migrantes huyen de la pobreza, la violencia y la miseria.

Otros temas ► La CICIG asegura que seguirá trabajando en Guatemala hasta el 3 de septiembre

“Esas dos razones deberían llamar la atención muy fuerte, insisto, de los Estados Unidos porque esa debilidad de Guatemala los está afectando de manera directa”, reiteró Velásquez.

Con información de EFE