Nota de EU89.7
Mourinho criticó al Barcelona por el cuarto gol del Liverpool

Mourinho  se encuentra trabajando para un importante canal de televisión en el Reino Unido, como analista de futbol mientras se embarca en un nuevo proyecto deportivo.

El técnico portugués, José Mourinho analizó la derrota del Barcelona en Anfield que los eliminó de la Champions League.

Mourinho  se encuentra trabajando para un importante canal de televisión en el Reino Unido, como analista de futbol mientras se embarca en un nuevo proyecto deportivo.

El extécnico del Manchester United fue uno de los analistas del partido entre Liverpool y Barcelona y no tuvo las mejores palabras para los jugadores azulgranas, luego de la debacle en Anfield, sobre todo tras el cuarto tanto, obra de Divock Origi.

Video: El horror de la defensa del Barcelona en el cuarto gol del Liverpool

“El cuarto gol si lo ves en sub-14 o sub-15, dirías que los jugadores no tienen mentalidad para el futbol, pero hablamos de los mejores del mundo; conceder esa anotación realmente muestra la mentalidad que tenían”, apuntó Mou.

Alexander-Arnold hizo un tiro de esquina por el sector derecho al minuto 79′ y por increíble que parezca, la defensa del Barcelona se durmió porque pensaba que los locales iban a demorar un poco más en cobrar la jugada.

Y fue así que el lateral mandó un centro bajo que encontró sin marca alguna a Origi y marcó el gol de la eliminación de los azulgranas:

El Liverpool vivió una noche mágica en Anfield tras golear al Barcelona por 4-0, con dobletes de Divock Origi y Giorginio Wijnaldum, y remontar la ventaja de 3-0 que traía el equipo azulgrana en la ida de semifinales de Champions, por lo que se clasificó para la final del 1 de junio en Madrid.

El Liverpool, cuando no se había cumplido la hora de partido había logrado la proeza de igualar la eliminatoria, con los goles del belga Divock Origi (7) y un doblete en apenas dos minutos del holandés Giorginio Wijnaldum (54, 56), que había entrado tras el descanso en sustitución del lateral izquierdo escocés Andrew Robertson, que se había lesionado en el primer tiempo en un choque.