Nota de EU89.7
La postura del TSE ante amenaza de exmilitares de boicotear las elecciones

Los militares además de la indemnización demandan vivienda y derecho a un seguro de vida.

Luego que exmilitares reafirmaran su amenaza de boicotear las elecciones generales del próximo 16 de junio, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio su postura al respecto.

Luis Gerardo Ramírez, portavoz del ente electoral, mencionó que el primer llamado que hace el TSE es que los comicios se lleven a cabo en un ambiente pacífico y solicita a los inconformes desistan de esas medidas.

Bloquearon carreteras

Militares retirados de Guatemala, que afirman haber sido reclutados durante la guerra civil, bloquearon el lunes carreteras para exigir una indemnización por sus años de servicio, reiterando su amenaza de boicotear las elecciones.

“Si para el 28 de mayo no tenemos una resolución (a las demandas) no habrán votaciones y no habrá nuevo presidente hasta que cumplan nuestras peticiones”, dijo Francisco de León, representante de los soldados retirados.

Los jubilados de las tropas del Ejército cumplieron con la advertencia anunciada la semana pasada de cierres de caminos para exigir una indemnización de Q85 mil para cada uno.

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) rechazó la amenaza de impedir los comicios y afirmó que “las elecciones son parte de la vida democrática del país y no pueden ser utilizadas como instrumento de negociación”.

De acuerdo con el líder de los militares, su asociación reúne a 1.7 millones de integrantes, por lo que se necesitarían cerca de US $18.525 millones para abonar la indemnización.

De León y un grupo de sus compañeros se reunieron con diputados y funcionarios de gobierno para entablar un diálogo, pero señaló que la conversación fue infructuosa. Un nuevo acercamiento entre las partes se espera para la próxima semana.

Capacidad para armar bombas

Sin embargo, ante el anuncio del Ministerio de Gobernación de que no se permitirán bloqueos para las elecciones, el dirigente arreció sus amenazas al indicar que los miembros de su asociación “tienen capacidad de armar bombas y hacer muchas cosas” que aprendieron en el Ejército.

Los militares además de la indemnización demandan vivienda y derecho a un seguro de vida.

La mayoría prestó servicios en las Fuerzas Armadas durante la guerra civil en Guatemala, que entre 1960 y 1996 dejó unos 200 mil muertos y desaparecidos, de acuerdo con una Comisión de la Verdad auspiciada por la ONU.

Con información de Lester Ramírez. 

Escuche los reportes de Lester Ramírez ▼