Nota de EU89.7
Policías hondureños suspenden protesta luego de acuerdo con las autoridades
Policías hondureños suspenden protesta luego de acuerdo con las autoridades

La protesta de los policías se dio cuando a nivel nacional se producían manifestaciones violentas

Los policías hondureños de la fuerza especial “Cobras” que estaban en paro desde exigiendo mejoras en las condiciones de trabajo lograron un acuerdo con las autoridades de la Secretaría de Seguridad.


El acuerdo, de nueve puntos, se logró luego de una larga jornada de diálogo que se inició el jueves con la mediación del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos.

Los agentes del orden, más de un centenar, se acuartelaron en una de las instalaciones de la Policía Nacional, donde en un momento lanzaron gas lacrimógeno a oficiales superiores cuando llegaban con la idea de buscar ese mismo día una solución a la crisis interna de la institución, similar a otra que se produjo en 2017.

 

La protesta de los policías se dio cuando a nivel nacional se producían manifestaciones violentas contra el Gobierno que preside Juan Orlando Hernández, mientras que transportistas mantenían aparcados en las principales carreteras centenares de contenedores, cisternas con combustible y otros camiones con diversos productos.

Las manifestaciones violentas han continuado por tercer día consecutivo y se suman a las protestas pacíficas de maestros iniciadas en mayo para exigir mejoras a los sistemas de salud y educación.

Le puede interesar: Policía de Honduras reprime manifestación contra reformas de educación y salud 

Según el acuerdo entre las autoridades de la Secretaría de Seguridad y la Policía Nacional, a partir de ahora se mejorará la alimentación en las diferentes unidades policiales, cumpliendo requisitos de salubridad.

Además, en un plazo de 60 días se proveerá a todas las direcciones de la Policía Nacional de uniformes y botas de calidad para los agentes, a quienes también se les orientará con información sobre todos los derechos que les garantiza la ley y procesos de capacitación.

Las autoridades se comprometieron a celebrar reuniones periódicas con los policías para conocer sus condiciones de trabajo, mientras que las fuerzas del orden garantizarán el respeto a los derechos humanos a la población que se manifiesta de manera pacífica, en cumplimiento a estándares internacionales.

Las autoridades no aplicarán sanciones disciplinarias, ni persecución contra los policías sublevados, a quienes se les permitirá el traslado voluntario a otras unidades si así lo desearan.

A raíz de la protesta en la Policía Nacional, el presidente Juan Orlando Hernández ordenó el jueves la salida a las calles de la Policía Militar de Orden Público, la que ha estado disolviendo protestas con manifestaciones con quema de neumáticos en varias ciudades.

Los policías militares van provistos de chalecos antibalas, escudos y armas de fuego, y según dijo el jueves el presidente, garantizarán los derechos de los ciudadanos, principalmente los de movilización.

Con información de la agencia de noticias: EFE