Nota de EU89.7
Las necesidades que llevaron al migrante a irse de El Salvador y encontró la muerte con su hija
Las necesidades que llevaron al migrante a irse de El Salvador y encontró la muerte con su hija

“Querían que su hija tuviera un futuro mejor”, aseguró una hermana del joven.

El 3 de abril de este año, Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, y Tania Vanessa Ávalos, de 21, salieron junto con su bebé, Angie Valeria, de 21 meses, rumbo a Estados Unidos.

 


Rosa Ramírez, la madre de Óscar Alberto, recuerda que les rogó que no se fueran; pero poco podía hacer contra la idea que impulsaba a ambos jóvenes a buscar el sueño americano: “querían que su hija tuviera un futuro mejor”, aseguró una hermana del joven.

Según contaron a sus familiares en El Salvador, la situación de los migrantes en el sur de México se estaba poniendo difícil.

“Ellos decían que tenían miedo por cómo se estaba poniendo la situación con los migrantes con la presión de Trump; por eso decidieron cruzar el río. La idea de ellos era entregarse a la migración de Estados Unidos”, afirmó Wendy, hermana de Óscar Alberto y tía de Valeria.

Le puede interesar: VIDEO | “La odio”, dice Trump sobre fotografía de migrantes muertos  

“Óscar y la niña se me ahogaron”

El domingo a la 1:38 de la tarde, hora en El Salvador, Óscar Alberto se conectó por Facebook y le dijo a su hermana que se pensaban entregar a migración, una vez que hubieran cruzado el río Bravo.

Tres horas después, la madre de Óscar Antonio recibió una llamada de Tania.

La escuchó que lloraba y gritaba desesperada. Tanto así que sólo pudo decirle: “niña Rosa, no se vaya a poner mal, pero Óscar se me murió; Óscar y la niña se me ahogaron”.

Después entraron otras llamadas pero Tania repetía lo mismo y se notaba lo afectada que estaba.

Días después se volvió a comunicarse con un poco de tranquilidad, relató que el domingo en la tarde, junto a un amigo de Óscar Alberto decidieron cruzar el río Bravo, por el lado de Matamoros (estado de Tamaulipas).

Vieron que el río parecía apacible y decidieron cruzarlo. ÓscarAlberto se colocó a la bebé entre su pecho y la camisa, a la vez que la sujetaba con las manos.

Con información de ElSalvador.com