Nota de EU89.7
Analistas coinciden en que en el TSE ha habido un “desorden total”

Con la presencia de los fiscales nacionales de la mayoría de partidos políticos hoy se reanudó la revisión de las actas de cierre de escrutinio

Después de dos intentos fallidos, ayer se inició la revisión de las actas electorales para verificar datos, derivado de inconsistencias detectadas la última semana, luego de las elecciones generales realizadas el 16 de junio.

Con la presencia de los fiscales nacionales de la mayoría de partidos políticos hoy se reanudó la revisión de las actas de cierre de escrutinio en el Salón Guatemala, del Parque de la Industria, en la zona 9.

Rafael Curruchiche, fiscal de Delitos Electorales del Ministerio Público (MP), explica que hasta el momento sólo han recibido una denuncia por las fallas del sistema, y que en el Parque de la Industria disponen de dos auxiliares fiscales y un agente fiscal para tomar nota de cómo se desarrolla el proceso.

Además, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Julio Solórzano, advirtió de que denunciarán penalmente a quienes han señalado de fraudulento, el proceso electoral.

Para platicar al respecto, el programa A Primera Hora invitó a Roberto Alejos, expresidente del Congreso de la República, y a Omar Barrios, director del Centro de Estudios de Derecho.

Ambos coinciden en que ha habido un desorden en el proceder de los magistrados del TSE y que se ha creado un vacío en la forma de comunicar lo que ocurre con las elecciones a la población.

Roberto Alejos

Que más preocupa

El desorden en general. Ha habido un desorden total desde el inicio. La falta de capacidad del TSE en informar a la población. Por ejemplo, esta es la hora en que no sabemos que era campaña anticipada y que no.

¿En qué quedó el tema de la libertad de expresión? ¿En qué quedaron las encuestas? La falta de acuerdo para tomar decisiones hizo que en los magistrados se mantuviera un desorden, que se mantiene hoy. La población siente un Tribunal inseguro.

Si algo habría que aconsejar a los magistrados del TSE es que se pongan de acuerdo, que tomen decisiones claras y las hagan saber a la población. De cómo quedaron las elecciones.

Hay errores pequeños de los responsables de mesa, lo cual es común  y lógico, sobre todo en gente joven, pero un error de un jefe de informática, de quien trasladaba las papeletas, tienen que pagar un costo. El TSE está pagando un costo muy alto.

La población podría pagar un costo muy alto si gana alguien que le conviene a ciertos sectores.

Fraude comenzó antes

Tenemos que dejar de hablar de la primera etapa, que no hemos logrado controlar, la previa a las elecciones. El fraude se hizo desde un inicio para que los partidos conocidos tuvieran ventaja sobre los nuevos.

Ahora existe la obligación legal del revisar la LEPP. Esperábamos una mejora en el proceso electoral, pero por el contrario, empeoramos.

Hay que hablar de lo que pasó el día de la elección. De los errores que se cometieron porque hubo detalles que no se conocían, por ejemplo.

Además, ahora los partidos no tenían dinero para pagar fiscales, y el problema es que no hay gente con mística en los partidos para cuidar el tema.

La institucionalidad del país, el proceso en sí, la credibilidad, nos puede ayudar para que quienes no quieren que esto se aun éxito, la crisis se vuelva peor. Lo importante es no prestarse a replicar cosas que no nos consta.

Hay que dejar que las autoridades hagan su trabajo, que hagan cumplir la ley.

Omar Barrios

Lo que llama la atención

Nunca nos dieron estabilidad ni información puntual. Por ejemplo el reglamentos que regulaba los debates… Todas esas normas tenían como objeto favorecer a candidatos sin capacidad de comunicarse con la población. Nunca vimos que resolvieran el transfuguismo y tampoco voto nulo.

La falta de comunicación y llegar al extremo de amenazar a las personas de que si mencionamos la palabra fraude vamos a ser objeto de denuncias. Esa es la gota que derrama el vaso.

Falló todo el equipo. Hay que ver quién nombró al director del equipo de informática. El fraude no pasó el 16 de junio, comenzó en 2016 con las reformas electorales.

Lo único que dejamos fue inconforme al ciudadano. Ojalá que lo resolvieran de forma transparente.

¿Quién es más responsable de lo que ocurre?

Yo podría señalar de responsables más a los partidos que al TSE. Son los actores más importantes. Los fiscales de los partidos son los elementos fundamentales a la hora del escrutinio.

Pero algunos fiscales no estuvieron, y otros que estuvieron no vieron anomalías en las actas. Sin embargo, no saben qué pasó con los datos a la hora de digitalizar los datos. El problema es que en este caso ya no hay oportunidad de impugnar porque la ley no lo prevé.

De los errores, ¿a quién se acusa?

Hay que diferenciar el tema de las actas del error humano. O el dolo, el que altera datos en el acta, tendrá un agravante especial. No pueden hacer responsable a los magistrados porque una persona alteró un dato con dolo.

¿Se pueden repetir las elecciones?

No hay marco legal para repetir la elección. Vamos a tener segunda vuelta el 11 de agosto.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼