Nota de EU89.7
Sandra Torres fue trasladada a centro asistencial privado

La excandidata presidencial, de la Unidad Nacional de la Esperanza, Sandra Torres fue trasladada nuevamente a un centro asistencial privado.

La excandidata presidencial, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres fue trasladada nuevamente a un centro asistencial privado por supuestos padecimientos de salud.

El Juzgado de Mayor Riesgo A confirmó que autorizó al a la Dirección General del Sistema Penitenciario el traslado de la excandidata presidencial, además informó que un médico del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), evaluará a Torres para que una vez se encuentre estable, sea trasladada nuevamente a la cárcel Mariscal Zavala.

Lea también: UNE exige un “juicio justo” para Sandra Torres

El pasado 2 de octubre, Torres fue trasladada por la orden del Juzgado a un centro hospitalario privado en la zona 2 de la capital, debido a que supuestamente padecía “problemas cardíacos”.

Una semana después, el Inacif entregó a la jueza los estudios que determinaban que la condición de salud de Torres es “estable” y por lo tanto debía regresara a la cárcel Mariscal Zavala, ubicada dentro de la Brigada Militar, en donde está recluida desde el 2 de septiembre.

Ligada a proceso

El 16 de octubre pasado, la jueza de Mayor Riesgo A, Claudette Domínguez, ligó a proceso penal a la excandidata presidencial, por el delito de asociación ilícita.

También se ligó a proceso a Sandra Torres por el delito de financiamiento electoral no registrado; a decir de la jueza, la expresidenciable no habría reportado Q5.9 millones.

Estas son las enfermedades por las que Sandra Torres quiere irse a un hospital

 

La Jueza de Mayor Riesgo A, ordenó en esa ocasión que Torres continúe en prisión preventiva, ya que existe peligro de fuga y de obstaculización a la averiguación de la verdad.

Además, dio dos meses de plazo para que el MP finalice con la investigación que corresponde, que vence el 13 de diciembre.

Financiamiento UNE 

Dicho caso de financiamiento, surgió como parte de la investigación de “Traficantes de Influencias” dirigida por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El partido UNE supuestamente no reportó Q27 millones, que sirvió  para la campaña de 2015, según las pesquisas, fueron canalizados mediante tres empresas, lo cual no fue reportado al Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Posteriormente, se filtraron audios, los cuales supuestamente evidencian que Torres conversa con Gustavo Alejos acerca de un posible financiamiento de Q40 millones.

Sumado a ello se conoce que la FECI presentó ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) una solicitud para que sea cancelada dicha agrupación política.

Lea también: Orden de captura internacional contra Mario Leal fue recibida por autoridades de EE.UU.

 

 

Con información de Alexander Valdéz