Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Pastoral se pronuncia por llegada de migrantes al amparo del tercer país seguro

“Hacemos responsables a los EE.UU., al Estado de Guatemala y a la OIM ante cualquier violación a los derechos humanos" de los migrantes, dice la Pastoral.

La Pastoral de Movilidad Humana, de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), emitió un comunicado en el que señala su oposición al acuerdo migratorio signado entre los gobiernos de Guatemala y los Estados Unidos.
Ayer, un migrante hondureño se convirtió en la primera persona en acogerse al programa de ‘tercer país seguro’ acordado entre ambos gobiernos y el ministro de gobernación Enrique Degenhart señaló que era una muestra de las buenas relaciones entre ambos estados.
En tanto el vicepresidente Jafeth Cabrera aseguró que se trata de una prueba, el embajador de los Estados Unidos en Guatemala, Luis Arreaga, aseguró de que pronto llegarán migrantes en mayor cantidad.

La Pastoral de Movilidad Humana se pronuncia

Ante la noticia de la llegada del migrante hondureño a la fuerza Aérea de Guatemala (FAG), bajo el acuerdo entre EE.UU. y Guatemala relativo a la cooperación migratoria, la Pastoral de Movilidad Humana, se manifestó en los siguientes términos:

  • Reiteradamente nos hemos manifestado estar en contra de dicho acuerdo porque Guatemala no cuenta con capacidad para recibir, hospedar, acompañar y garantizar la protección a solicitantes de asilo humanitario.
  • Es necesario entender que las personas que lleguen a la FAG bajo el acuerdo arriba mencionado, vienen ya bajo un perfil: son personas migrantes solicitantes de un estatuto de refugiados a quienes no se les aceptó quedarse en los Estados Unidos de América.

  • A personas solicitantes del estatuto de refugiados o solicitantes de asilo humanitario, por ninguna razón han de ser entrevistadas de nuevo con el afán de verificar si quieren solicitar asilo en Guatemala, pues ya son solicitantes de protección y se les ha de garantizar el derecho a la no devolución, principio contenido en la Convención de 1951 sobre el estatuto de refugiados.


La Pastoral señala en el  comunicado su “grave preocupación” de que el programa presentado por la Organización Internacional para las Migraciones OIM denominado ‘Retorno Voluntario Asistido RVA’ se ofrezca a personas solicitantes venidas desde los Estados Unidos bajo el acuerdo de asilo e irrespete el principio de no devolución.
“Hacemos responsables a los Estados Unidos, al Estado de Guatemala y a la OIM ante cualquier violación a los derechos humanos y les hacemos responsables, incluso, de la posible muerte de estas personas a quienes no se les respetó el derecho a solicitar, ser reconocidos, acompañados e integrados a una comunidad segura para resguardar la vida”, sentencia Pastoral que dirige el Cardenal Álvaro Ramazzini.

Escuche el reporte de Lester Ramírez ▼

Publicidad