Nota de EU89.7
El drama de los familiares de las víctimas de Covid-19

El cementerio de La Verbena, en zona 7 capitalina, recibe a diario varias víctimas del virus que ya ha cobrado la vida de más de 1 mil 900 guatemaltecos.

Centenares de familias guatemaltecas han vivido ya el drama de perder a un familiar que perdió la lucha en contra de Covid-19, quienes se enfrentaron a una despedida con restricciones y con un protocolo por cumplir.

Los familiares deben enfrentarse a un proceso con protocolos que no permiten cumplir con los ritos de despedida de un ser querido.

Con medidas de distanciamiento social, un ataúd embalado con plástico transparente y con una inhumación inmediata, así se vivió este viernes el entierro de un paciente de Covid-19 que se encontraba recibiendo tratamiento en el hospital temporal del Parque de la Industria, en zona 9.

De acuerdo con los protocolos del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, las víctimas del virus SAR-CoV-2 deben ser enterradas de inmediato. No está autorizado un velatorio u otros rituales familiares.

Además, se establece un número máximo de diez participantes en el acto de inhumación.

Protocolo por víctimas de Covid-19

La cartera de Salud emitió una serie de disposiciones para el manejo de cuerpos e inhumaciones de las víctimas de la pandemia:

  • El funeral deber ser inmediatamente después del fallecimiento, se prohíbe la velación y servicios religiosos.
  • Únicamente podrán acompañar 10 personas cómo máximo al entierro.
  • Queda prohíba la asistencia de niños y ancianos.
  • El funeral no debe de durar más de 15 minutos.
  • Los lugares de entierro deben estar a un mínimo de 200 metros de fuentes de agua como riachuelos, lagos, manantiales, cascadas, playas y costas. La tumba tendrá al menos 2 metros de profundidad.

La pandemia por Coronavirus, cuyo primer fallecido se registró el domingo 15 de marzo, ha cobrado la vida de 1 mil 924 guatemaltecos. Hasta la fecha el virus ha afectado a 49 mil 789 personas en el país.